Bienestar

Beneficios de los lubricantes naturales para tu flora vaginal

Beneficios de los lubricantes naturales para tu flora vaginal

La vida de una mujer está marcada por muchos momentos que transforman su cuerpo y marcan su vida sexual: las primeras veces, el parto, la menopausia... Con estas diferentes etapas, la flor vaginal puede volverse frágil y por lo tanto es importante cuidarla. ¿Sabes que con lubricantes naturales, puedes cuidarla fácilmente por cada etapa de tu vida?

Recuperarse del postparto con lubricantes naturales

Inmediatamente después de dar a luz, la vagina y la vulva pueden sentirse doloridas e hinchadas. Esto es completamente normal, ya que acabas de dar a luz a un pequeño ser, y dura unos pocos días y luego desaparece de forma natural.

Sin embargo, a medida que se recupera del parto, es posible que experimentes más sequedad vaginal de lo habitual, que puede tardar varias semanas o incluso meses en remitir. Esto está debido por efecto de la hormona prolactina, la que se encarga de la síntesis de la leche materna, que hace más lenta la lubricación vaginal.
Puede hacer que te sientas incómodo a diario, causando irritación y sensibilidad, o que te moleste cuando quieras volver al sexo lentamente después de un tiempo.

Aplicar lubricante natural en tu zona vaginal por la mañana y por la noche, sin necesariamente tener relaciones sexuales, ayuda a que sentirte hidratada, y más cómoda. Lo bueno del lubricante natural es que no tiene ningún componente químico, y la mayoría están elaborados con productos orgánicos. El lubricante proporciona suavidad y comodidad a tu cuerpo y un mayor confort para tu salud. También, muchos de ellos tienen un ph neutro o ingredientes activos como el ginseng que pueden ayudar a fortalecer la flora vaginal. ¿No es perfecto poder recuperarse del parto de forma natural, sin necesidad de tener que sentir las incómodas molestias vaginales?

Afrontar la menopausia de forma más fácil

La sequedad vaginal es algo que puede afectar a todas las mujeres durante algún momento de su vida, aunque es una dolencia que se vive de forma más intensa durante la menopausia. A medida que tu cuerpo deja de ovular y tu menstruación se paran, tu vagina puede dejar de podrucir la lubricación necesaria y esto puede ocasionar molestias si la ropa interior es de mala calidad o durante las relaciones sexuales.

Beneficios de los lubricantes naturales para tu flora vaginal

Además de elegir ropa interior de calidad, elaborada con componentes naturales como el algodón, puedes usar lubricantes naturales para cuidar tu flora vaginal e hidratar esta zona sensible.
Los lubricantes a base de agua también ayudan a hidratar de forma más suave, ya que se caracterizan por ser naturales e inofensivos para tu piel y tu cuerpo. Tienen la ventaja de tener un ph neutro, y de no manchar por ser transparentes.

Consejos para cuidar tu flora vaginal de forma natural

Además de usar lubricantes para hidratar a tu flora vaginal y fortalecerla, puedes usar de algunos trucos para cuidar tu sequedad vaginal, o solamente tener un higiene saludable:
- Bebé por lo menos 1,5L de agua cada dia
- Usa ropa interior de calidad que no esté en textiles sintéticos
- Usa jabones de higiene íntima de calidad y con ingredientes naturales
- No olvides que tu vagina es autosuficiente en términos de limpieza: ya contiene un ejército de bacterias altamente especializadas que trabajan las 24 horas del día para mantener el pH vaginal sano y equilibrado, así que no insistes demasiado con jabón o agua, ya está independiente!

Tags relacionados salud bienestar

Además