Dieta sana

Cuanto café al día se puede tomar

Cuanto café al día se puede tomar

Autor: Hogarmania

¿Cuántas tazas de café podemos tomar al día? Porque cuando se acaba el día y pensamos qué hemos hecho durante el mismo en ocasiones contamos los cafés que hemos tomado lo largo de la jornada.

A cada persona la cafeína presente en el café le afecta de una manera diferente, como todo. Hay personas que no pueden arrancar el día sin tomarse un café o que lo necesitan para funcionar en la oficina. O simplemente nos lo tomamos porque hemos dormido poco y tenemos que estar bien despiertos.

Uno de los principales componentes del café es la cafeína, una droga psicoactiva que es considerada como la más consumida del mundo. Otros productos que tienen cafeína son las nueces de guaraná, el cacao o el té.

Entre los efectos que produce el tomar café con cafeína (y no descafeinado) podemos destacar:

- Mejora la capacidad de procesar información de nuestro cerebro

- El corazón palpita más rápidamente

- Se estrechan algunos vasos sanguíneos

- Una forma eficaz de despertarnos y fijar mejor la atención en la tarea que vamos a realizar

El consumo de café es universal ya que se toma en la mayoría de los países del mundo sobre todo en Norteamérica y Europa.

Pero siempre nos surge la pregunta ¿tomo demasiados cafés? ¿estoy enganchado? La realidad es que no es bueno beber mucho café aunque claro está, depende de cada persona y cómo lo tolera. Eso sí, no nos podemos pasar de 10 gramos, lo cual es difícil por no decir imposible bebiendo solamente café.

Los síntomas de que podemos habernos intoxicado o pasado con la ingesta de café son varios como vómitos, fuertes palpitaciones cardíacas o calambres abdominales.

Lo recomendable para todo el mundo, dejando de lado si una persona tolera más o menos la cafeína, son 2 o 3 tazas al día. Sin pasarse. En algunos casos se ha relacionado el consumo del café con la aparición de incontinencia urinaria, pero no está del todo comprobado.

Aunque en reglas generales el café nos aporta beneficios como por ejemplo la vitamina B3 que ayudará a que nuestra piel se vea más joven, un mejor funcionamiento del sistema nervioso y la prevención de caries.

Por lo tanto, si te gusta el café no tienes que dejar de tomarlo a menos que te lo indique tu médico por prescripción médica, pero sí es conveniente controlar su ingesta, disfrutar y saborear su aroma pero sin cometer excesos.