Dieta sana

Lo que no sabes de los productos light o bajos en grasa

Lo que no sabes de los productos light o bajos en grasa

Autor: Hogarmania

Te explicamos qué son en realidad los productos light o bajos en grasas y por qué deberías controlar su consumo.

La moda de los productos light invade los supermercados. Nos volvemos locos en busca de estos productos que prometen hacernos adelgazar, pero ¿son tan buenos como parecen?

Bajo en grasa no significa más saludable

Para que un alimento pueda comercializarse como “light” o bajo en grasas el fabricante debe reducir en al menos un 30% su aporte calórico respecto a sus productos homólogos convencionales. Pero, esto no significa que no tenga calorías.

Cuando la grasa del producto se reduce, se pierde parte del sabor. Para compensar se añaden otras sustancias como sal, azúcar o almidón, perjudiciales para la salud y que terminan aumentando el índice calórico del producto. Así, una menor cantidad de grasa no implica que el producto sea más sano. Por ello, es fundamental revisar la composición de los alimentos en el etiquetado de los mismos y no sólo guiarnos por que se indice que es "bajo en grasas".

Además, en el caso de los alimentos bajos en grasa, terminamos comiendo más cantidad con la excusa de que “no engorda”. Por ejemplo, en vez de una cucharada de helado, tomamos dos. Al final, la ingesta de calorías y los efectos sobre el organismo serán los mismos o mayores. Por ello, es importante tener en cuenta que lo que adelgaza no es que un producto sea light, sino la cantidad de calorías que se ingieren.

Revisa el etiquetado de los alimentos para ver cuál es su porcentajes real de azúcares, sal u otros añadidos. Revisa el etiquetado de los alimentos para ver cuál es su porcentaje real de azúcares, sal u otros añadidos.

Una dieta baja en grasas puede ser perjudicial para la salud

Eliminar las grasas de la dieta puede acarrear problemas de salud. Estas son una importante fuente de energía, siempre y cuando se opte por grasas saludables y no se realice un consumo abusivo de las mismas.

Las grasas saludables o no saturadas son imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo. En este grupo se incluyen alimentos como los frutos secos, el aguacate, el aceite de oliva virgen extra, el salmón o el atún. Favorecen la absorción de vitaminas liposolubles como la vitamina A y la D. Si seguimos una dieta baja en grasas, puede que presentamos deficiencias de vitaminas fundamentales para la salud.

Además de la posibilidad de presentar una deficiencia de vitaminas indispensables para el organismo, quieren recurren a dietas muy bajas en grasas pueden ver cómo disminuye el colesterol bueno y aumentan los triglicéridos. La clave no está en dejar de consumir grasas, sino en elegir aquellas saludables y optar por productos naturales sin azúcares o aditivos.

Fuente de grasas saludables. Fuente de grasas saludables.

Lo que no sabes de los productos light o bajos en grasa.