Dieta sana

5 trucos para comer fuera de casa sin engordar

5 trucos para comer fuera de casa sin engordar

Sencillos y prácticos consejos para disfrutar de una comida con amigos o familiares sin preocuparte por la dieta.

Autor: Hogarmania

Reunirse con amigos o familiares alrededor de la mesa de un restaurantees una de las costumbres más populares en la cultura europea. Sin embargo, a menudo, este plan se convierte en un quebradero de cabeza para aquellos que intentan llevar a cabo una dieta de adelgazamiento.

Es cierto que es más fácil cometer excesos fuera de casa; pero, aunque parezca imposible se puede comer en restaurante sin que la báscula lo note. Pero, ¿cómo?

A continuación, descubre 5 trucos infalibles para que comer fuera no suponga un problema para tu alimentación:

1. Echa un vistazo al restaurante antes de ir y adapta el menú

Hoy en día, la mayoría de los restaurantes cuelgan su oferta gastronómica en Internet. Esto permite echar un vistazo a la carta antes de decantarnos por un local u otro.

Lo mejor es optar por sitios donde ofrezcan comida casera. Sin embargo, se puede adaptar cualquier menú a nuestras necesidades, sin renunciar a los ingredientes que más nos gustan.

En primer lugar, evita los fritos, rebozados y platos con mucha grasa. Suponen un aporte extra de calorías innecesario. Podemos disfrutar de los mismos ingredientes cocinados de una forma más saludable.

Para el plato principal opta por opciones proteicas (carne o pescado). En lugar de acompañarlos con una guarnición de patatas y salsa, puedes optar por combinarlo con verduras o ensalada.

Echa un vistazo a la carta en la página web del restaurante.

2. Controla las cantidades

Es habitual pedir raciones para compartir en los restaurantes. Esto hace más complicado controlar las cantidades que comemos. Un truco para evitarlo es conformar tu ración óptima.

Coloca todos los alimentos que vayas a consumir en tu plato. De esta forma, te asegurarás de comer aquella comida que tanto te gusta sin excederte.

Compartir alimentos.

3. Sí al postre

Renunciar al postre puede desembocar en un picoteo mayor al llegar a casa. Por ello, es mejor compensar durante la comida y dejar un hueco para el postre.

Un truco para disfrutar de un dulce más calórico es pedirlo para compartir. Si, por el contrario, el postre es individual, lo mejor es decantarse por sorbetes, yogur o fruta.

Postre para dos.

4. Al día siguiente opta por un menú sano y ligero

Eliminar las comidas anteriores o posteriores a la cena o comida en un restaurante es un grave error. Sin embargo, lo que si es recomendable es comenzar con preparaciones sanas y ligeras como ensaladas, verduras o platos a la plancha.

Mujer comiendo una ensalada saludable.

5. Come despacio

Ingerir los alimentos con mucha rapidez es uno de los errores más frecuentes. Esto impide que nos demos cuenta de cuando estamos llenos y sigamos comiendo. Además, disfrutaremos menos del sabor de los alimentos.

Come despacio y aprovecha la situación para disfrutar de una conversación agradable durante la comida. De esta forma, te sentirás lleno antes y evitarás comer en exceso.

Pareja disfruta de una conversación agradable durante la comida.

5 trucos para comer fuera de casa sin engordar

Además