Dieta sana

Lácteos, ¿son buenos o malos para la salud?

Lácteos, ¿son buenos o malos para la salud?

¿Es la leche tan mala como dicen?, ¿en qué puede perjudicarnos su consumo? Desmentimos los mitos de la leche y explicamos sus propiedades y beneficios comprobados.

Autor: Hogarmania

La reputación de los lácteos ha cambiado con el paso del tiempo. Hace unos años, no había nada que no se solucionase con un vaso de leche calentita antes de ir a dormir. En la actualidad, su consumo se ha visto reducido considerablemente debido a diversas cuestiones que ponen en entredicho sus beneficios para la salud.

El enemigo número uno de la leche es su contenido en grasas saturadas en una sociedad donde prima el auge de los alimentos sanos y ligeros. A esto se le suma la aparición en el mercado de una amplia gama de bebidas vegetales que se presentan como alternativas saludables a la leche entera. Pero, ¿es la leche tan mala como dicen?, ¿en qué perjudica a la salud?

La leche, ¿buena o mala?

Las grasas saturadas de la leche entera le han hecho posicionarse como un enemigo para la salud cardiovascular. Sin embargo, no hay datos epidemiológicos que demuestren los supuestos perjuicios del consumo de leche para la salud del corazón.

Al contrario, según un estudio realizado en el año 2003 en más de 20 países de todo el mundo en el que participaron cerca de 100.000 personas, las personas que consumen lácteos en su dieta presentan un menor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Así, los supuestos riesgos del consumo de la leche para la salud no están avalados por la ciencia. Sin embargo, si supone una amenaza para las personas intolerantes a la lactosa o que presenten alergia a la proteína de la leche de vaca.

Leche.

Beneficios de los lácteos para la salud

Es cierto que el consumo de lácteos no es imprescindible en una dieta saludable, pero también es verdad que no perjudica en nada a la salud. Al contrario, según la evidencia científica puede aportar diversos beneficios:

  • Los lácteos son alimentos ricos en calcio, proteínas de calidad, vitaminas y minerales esenciales para el desarrollo y crecimiento adecuado de los niños.
  • Según datos científicos, se registran evidencias de que el consumo de leche podría contribuir a una reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardíacas o diabetes del tipo 2.

Sin embargo, para sacar el máximo partido a las propiedades saludables y nutritivas de los lácteos debemos hacer un buen uso de los mismos. Así, como ya hemos comentado, se desaconseja en personas intolerantes a la latosa, con alergia a la proteína de vaca o aquellos a los que no les siente bien. En estos casos, las bebidas vegetales son una buena alternativa.

También es importante señalar que no es aconsejable consumir leche cruda, sino aquella que esta pasteurizada y sin azúcares añadidos. Algo que se debe tener muy en cuenta, por ejemplo, a la hora de elegir los yogures que vamos a consumir.

Se puede sustituir su consumo y reemplazarlo por otros alimentos ricos en calcio y proteínas en el caso de aquellos que busquen llevar a cabo una dieta vegana.

Surtido de productos lácteos.

Lácteos, ¿son buenos o malos para la salud?

Además