Dieta sana

¿Qué lleva una cena ligera y saludable?

¿Qué lleva una cena ligera y saludable?

No te pierdas estas claves para crear una cena saludable y ligera para aquellos días en los que no tienes mucho apetito, pero quieres cenar algo.

Cuando dormimos pasamos muchas horas sin comer mientras nuestro cuerpo sigue funcionando. De hecho, por la noche nuestro organismo repara y prepara el cuerpo para comenzar un nuevo día en las mejores condiciones posibles. Es por ello que la última comida del día debe ser también nutritiva y rica en alimentos de calidad.

Puede que esta última comida sea por la tarde ya que no tienes costumbre de cenar, o puede que tu última comida sea un par de horas antes de acostarte.

En este caso desde Mediterránea Fit queremos proponerte unas claves para crear una cena saludable y ligera para aquellos días en los que no tienes mucho apetito (ya sea porque sientes cansancio, porque hayas comido más durante el día, …), pero quieres cenar algo.

Esperamos que te gusten y si quieres más ideas como estas no dudes en registrarte en Mediterránea Fit para conseguir tu plan nutricional y gratuito con más de 500 vídeo-recetas de nuestro cocinero Karlos Arguiñano.

¿Qué lleva una cena ligera y saludable?

Puede llevar cualquier tipo de alimentos siempre que sea de calidad. Los alimentos no tienen horario, y mucho menos cuando hablamos de frutas, verduras u hortalizas. Al contrario de lo que se ha dicho durante años, la fruta no engorda más por la noche y la lechuga no es indigesta per sé.

Aunque bien es cierto, que dependiendo de la persona puede que haya alimentos que tolere mejor o peor en determinados momentos, pero eso no lo hace característico de dicha comida.

También se ha comentado que los hidratos de carbono por la noche no son buenos y que por lo tanto no deberíamos consumir arroz o pasta. Al igual que todo en esta vida, hay carbohidratos buenos y carbohidratos que no son interesantes.

Los carbohidratos que obtenemos de los vegetales y las legumbres son de muy buena calidad, y es que vienen acompañados de la fibra que se encarga de regular la absorción del azúcar disminuyéndola y retrasándola (además de ser ricos en nutrientes).

Por el contrario, los carbohidratos que encontramos en las galletas, bollería, azúcar de mesa (blanco, moreno, siropes, jarabes, …), cereales refinados (y sus derivados como el pan, harina blanca, pasta blanca, arroz blanco…) carecen de valor nutricional y, además, generalmente vienen acompañados de ingredientes poco saludables.

A continuación, os dejamos varias ideas de cenas saludables y ligeras con alimentos nutritivos y de calidad:

Ideas de cenas ligeras y saludables

Crema de verduras: puedes aprovechar cualquier vegetal que tengas por casa: calabaza, calabacín, zanahoria, puerros, coliflor… Es muy sencillo y se trata de una opción nutritiva y ligera. Puedes añadir semillas tostadas en la sartén para darle un aporte extra proteico y de vitaminas y minerales.

Tostadas integrales con grasas saludable (aceite de oliva virgen extra, aguacate) y tomate: para que un pan integral sea interesante desde el punto de vista nutricional, debe tener al menos un 70% de harina integral y no tiene que aparecer en su listado de ingredientes azúcar o aditivos innecesarios.

Salteado de verduras y setas

Corta las verduras en tiras finas y saltéalas junto con las setas. Puedes añadir un chorrito de salsa de soja para darle otro toque diferente e incluso añadir unos pocos tallarines integrales. Recuerda que las protagonistas del plato son las verduras y no la pasta.

Brócoli con tiras de pollo a la plancha

Se trata de una elaboración rápida y muy sencilla. A nosotros nos gusta condimentar con especias previamente el brócoli y el pollo. Puedes añadir ajo y cebolla en polvo, pimienta negra … ¡Lo que más te guste! No tengas miedo de probar mezclas nuevas, ¡te sorprenderás!

Verdura troceada con garbanzos y quinoa

Corta la verdura en cubos pequeños y saltéala en la sartén. Aprovecha a cocer la quinoa de mientras. En estas ocasiones es interesante tener garbanzos cocidos embotados en la despensa, nos ahorrarán tiempo y además al estar más hidratados se digieren mejor. Cuando las verduras estén casi doradas, añade los garbanzos y la quinoa previamente cocidos. Remueve un par de minutos y ¡listo! Puedes añadir unos frutos secos troceados para aportar grasas saludables.

Pisto de calabacín con huevo a la plancha

El pisto es una preparación sencilla de hacer y que nos aguanta en la nevera unos 4-5 días sin problema. En ocasiones en las que no disponemos de mucho tiempo o ganas de cocinar, tenerlo preparado es una opción estupenda, saludable y nutritiva.

Para el pisto utiliza tomate triturado natural y cocínalo a fuego lento durante 20 minutos aprdfoximadamente. Para el huevo utiliza una sartén antiadherente y unas gotas de aceite de oliva virgen extra para que no se pegue.

Fruta troceada con yogur natural y frutos secos

Si lo que te apetece es una cena más dulce esta es tu opción perfecta. Corta en dados varias frutas (fresas, kiwi, plátano…) y mézclalas con un yogur natural. Añadir medio puñado de frutos secos le dará un toque genial a tu preparado. También puedes añadir una onza de chocolate (>80% de cacao) rallado o fruta desecada, ¡estará estupendo!

Tags relacionados cena

Además