Enforma

Natación, estilos y problemas de espalda

Natación, estilos y problemas de espalda

Autor:

La natación es el deporte más adecuado para algunos problemas de espalda. Aprende qué estilo corrige tus dolencias.

Modalidad mariposa

El estilo "mariposa" consiste en que ambos brazos se llevan juntos al frente por encima del agua y luego hacia atrás al mismo tiempo. Está totalmente desaconsejado para personas con problemas de espalda, ya que este ejercicio aumenta la curvatura de la columna lumbar (hiperlordosis).

Modalidad mariposa

Modalidad de braza

La modalidad de "braza" consiste en poner los brazos apuntando al frente, con las palmas vueltas, y se realizan los siguientes movimientos horizontales: abres los brazos hacia atrás hasta que queda en línea con los hombros, siempre encima o debajo de la superficie del agua. Luego encoges las piernas, con las rodillas hacia dentro y los tobillos hacia fuera, y se estiran mientras que los brazos vuelven al frente verticalmente.

Puede ser también perjudicial, puesto que tiende a sobrecargar la zona cervical. Además, si el nadador no dispone de una buena técnica, la columna puede arquearse al mantener la cabeza fuera del agua durante mucho tiempo.

Modalidad braza

Modalidad de crol

La modalidad de "crol" consiste en que uno de los brazos se mueve hacia el aire con la palma boca abajo con intención que caer al agua, mientras el otro brazo avanza bajo el agua. Es apropiada para cuidar la columna vertebral de una persona.

Modalidad crol

Modalidad de espalda

La modalidad de "espalda" consiste en que el nadador flota con la espalda en el agua mientras se impulsa con los brazos y las piernas. Es adecuada para cuidar la columna vertebral de una persona sin problemas. Utilizando una buena técnica se puede conseguir un equilibrio perfecto de todos los músculos del cuerpo.

Modalidad de espalda

Además, para que la natación tenga un efecto positivo hay que saber nadar correctamente. Por eso es muy importante recibir clases y consultar al médico el estilo conveniente para cada dolencia. Se pueden conseguir buenos resultados tanto físicos como psíquicos, pero hay que asegurarse de que se realiza el ejercicio correcto de la manera adecuada.