Enforma

¿Dolor de espalda? Vuelve a la escuela

¿Dolor de espalda? Vuelve a la escuela

Autor:

Gran parte de la población ha sufrido alguna vez dolor de espalda, ya sea debido a una patología en concreto, o como consecuencia de malos gestos y posiciones durante actividades de la vida cotidiana, profesional y deportiva. En ocasiones este dolor puede llegar a ser tan invalidante que nos impide o dificulta realizar actividades de la vida diaria tan simples como puede ser vestirnos o caminar.

Dentro de la globalidad de los dolores de espalda el más común es la lumbalgia. Se trata de un dolor en la parte inferior o baja de la espalda y que en algunos casos se irradia a la zona glútea, piernas o parte distal del abdomen.

En la mayor parte de los casos el origen del dolor es debido a malas posturas. En gente joven habitualmente es derivada de sobreesfuerzos musculares, por la realización de movimientos repetitivos o por la práctica de un deporte, y en gente mayor, consecuencia de procesos degenerativos como la artrosis u osteoporosis.

Importancia del diagnóstico y tratamiento

Es muy importante realizar un buen diagnóstico y tratamiento de estos dolores cuando aparecen, ya que con el tiempo tienden a cronificarse y una vez instaurados son difíciles de revertir.

Entre las diferentes técnicas y tratamientos usados para aliviar y mejorar el dolor de espalda, encontramos las clases de Escuela de Espalda. Se trata de un método que permite mejorar el esquema corporal y desarrollar habilidades para cuidarse uno mismo la espalda.

La Escuela de Espalda está dirigida a todo el público en general, y especialmente a pacientes con patologías de espalda o dolencias derivadas de ellas, con el fin de mejorar la postura y aliviar y prevenir el dolor. Debido a la gran variabilidad de ejercicios y a la baja carga ejercida en las articulaciones, permite que pueda ser realizada por personas de todas las edades y condiciones físicas.

En estas clases se enseñan conocimientos adecuados para realizar una protección activa de nuestra columna vertebral en todas las situaciones de nuestro día a día, y se realizan ejercicios dirigidos por un profesional para tonificar todo el cuerpo, haciendo especial énfasis en el CORE. Se busca siempre la coordinación con la respiración para aumentar la capacidad pulmonar y mejorar la circulación sanguínea.

¿Qué es el core?

La palabra core es un anglicismo cuya traducción literal significa centro o núcleo. Entendemos el core como el núcleo muscular del cuerpo desde el cual se estabiliza la zona lumbar y abdominal, y es al mismo tiempo el punto de anclaje de las cuatro palancas de movimiento: los brazos y las piernas.

Lo forman una serie de músculos que trabajan conjuntamente y podríamos describirlo como un corsé muscular que funciona como una unidad para estabilizar el cuerpo. Si este núcleo no está fuerte y estable vamos a tener problemas, tanto en estática como en dinámica y esto se traduce en problemas tanto para personas que desarrollan su trabajo sentados, como los que pasan largos periodos de pie, trabajos físicos en los que se realizan movimientos repetitivos, personas con patologías lumbares como hernias, discopatías, lumbalgias, etc. y para toda persona que realice cierta actividad física como caminar, bailar, fitness, etc.

Con un trabajo correcto y bien planificado del core vamos a conseguir una mayor fortaleza de la zona abdomino-lumbar, que nos ayudará a disminuir el riesgo de dolor lumbar y de sufrir lesiones de espalda, a tener mayor estabilidad y equilibrio, y a ganar fuerza en brazos y piernas.

Alba TarrésFisioterapeuta Escuela de espalda en el Centro IMQ Amárica