Psico

Ludopatía, adicción al juego

Ludopatía, adicción al juego

Autor:

La adicción al juego también se puede definir como ludopatía o juego patológico y se trata de un desorden adictivo relacionado con los juegos de azar y las compras.

El problema viene, cuando el tiempo y dinero que se emplea para estas actividades aumenta y la persona se va haciendo más y más dependiente de ellas, para enfrentar la vida diaria.

El descontrol progresivo y el excesivo gasto de dinero acarrean problemas económicos y familiares y mucho estrés psicológico. Esto causa depresión y ansiedad que muchas veces ponen en peligro la vida de la persona.

Una variante de esta adicción es la adicción a las compras, con síntomas muy similares a la adicción al juego. También tiene un carácter compulsivo, y puede conllevar el deterioro de las relaciones familiares, aspectos en común con el adicto al juego. Normalmente es mas frecuente en mujeres, pero no exclusiva del género femenino.

Hay varios signos de alarma que nos indican que una persona puede poseer una adicción como la ludopatía. Los más comunes son:

- cambios en el aspecto físico
- cambios en el estado de ánimo
- cambios en el desempeño laboral o escolar
- cambios las relaciones sociales
- cambios en las pertenencias

ludopatia2

Y los síntomas son muchos y variados

1.- Juegas con dinero que no puedes permitirte perder aunque pueda ocasionarte problemas en un futuro

2.- Has perdido mucho dinero pero sigues jugando para intentar recuperarlo lo que puede suponer el fin

3.- Llegas a hacer cualquier cosa (hasta ilegales) para obtener dinero con el que poder jugar

4.- La negación ante lo evidente: que tienes un problema con el juego

5.- No puedes parar de jugar y jugar...

6.- Esta afición al juego debería ser sana y de disfrute, en caso contrario, es que ya se ha convertido en un serio problema

7.- Dejas de lado aspectos importantes de tu vida y de la de los que te rodean para dedicarte a jugar

8.- Cada vez juegas más dinero... y pierdes más.

9.- Tu carácter se ve afectado por esta adicción al juego.

10.- Y quizá el síntoma más preocupante y en el que hay que tomar medidas de inmediato es cuando en tu mente merodean ideas suicidad y tienes poco apego por tu vida.

Estos cambios pueden usarse como herramientas para detectar el problema. Sin embargo ninguno de estos signos por sí solo, puede ser considerado suficiente para su diagnóstico.