Psico

Ser optimista te hace vivir más y mejor

Ser optimista te hace vivir más y mejor

Autor: Hogarmania

Tomarse la vida con positividad repercute directamente en una mayor calidad de vida.

Ser optimista es una forma de vida. Desde que te despiertas hasta que te acuestas te enfrentas a un sinfín de situaciones que pueden ser tanto buenas como malas. Que te sucedan no lo puedes evitar pero sí cómo tomártelas. ¿Y no crees que es mejor afrontarlas con una visión positiva? Nosotros creemos que sí.

Esta actitud, además, aporta una gran cantidad de beneficios a nuestra vida. ¿Sabes cuales? Te los contamos

3 beneficios de ser optimista

1. Mejor salud física y emocional

Siempre han estado relacionando directamente las emociones con la salud de las personas. Ahora, la universidad de Harvard ha demostrado con una investigación que el optimismo reduce considerable te las posibilidades de las mujeres de morir por enfermedades cardíacas, cáncer, enfermedades respiratorias o infecciones.
Las personas con esta actitud positiva llevan inherente una vida de por sí saludable: hacen deporte, comen equilibrado y duermen más.

más salud

2. Viven más y mejor.

La suma de mente y cuerpo sano es clave para un buen envejecimiento y ¡mejor! Razón por la que las personas que tienen problemas depresivos tienen 1.5 de veces más de morir que el resto de personas.

Además, una forma positiva de ver la vida te llenará de la energía que necesites cuando tengas que afrontar cualquier tipo de enfermedad. ¡Cómete la vida con alegría y entusiasmo y que nada te pare!

vivir más y mejor

3. Se estresan menos

Siempre se pueden solucionar las cosas y si no se puede pues es porque no tenía que ser. ¿Por qué estresarse por cosas que no podemos controlar? Además, después de cada problema siempre vienen cosas mejores, la vida tiene preparada cosas maravillosas. Esa es su forma de pensar.

Son más atrevidos, toman más riesgos y los grupos de trabajo formado por este tipo de personas tienen mejores resultados.

Se estresan menos

Si no eres una persona optimista, no te preocupes, esa actitud positiva frente a la vida se puede aprender y es más fácil de lo que crees. Día a día, cambiando pequeñas acciones irás creando ese hábito hasta convertirlo en tu rutina.