Psico

5 beneficios saludables del abrazo

5 beneficios saludables del abrazo

Descubre los beneficios físicos y psíquicos de este pequeño gesto que, entre otras cuestiones, mejora la calidad de vida. ¡No dudes en empezar a ponerlo en práctica!

Los abrazos deben tener un protagonismo importante en nuestro día a día. Una afirmación con la que coinciden numerosos expertos. Algunos de ellos indican que las personas necesitamos al menos cuatro abrazos al día, mientras que otros señalan que deben de ser ocho e incluso doce.

Lo cierto es que los abrazos nos hacen sentirnos bien. Pero no solo es, los beneficios que aporta este sencillo gesto a nuestro organismo son tanto físicos como psíquicos.

Reduce la ansiedad y el estrés

Los abrazos y el contacto físico, en general, reducen la producción de cortisol, la hormona que controla y favorece el estrés. Al reducir los niveles de cortisol, aumentan los de serotonina y dopamina, las hormonas que producen una sensación de calma y tranquilidad.

De esta forma, conseguimos reducir el estrés y la ansiedad, liberar las tensiones y sentir una sensación de tranquilidad.

Mejora la autoestima

Unos de los beneficios más destacados que obtenemos del abrazo es que nos sentimos queridos, especiales, importantes y protegidos por la otra persona. Esto hace que aumente nuestra capacidad de querernos, respetarnos y protegernos a nosotros mismos. Así, mejora nuestra autoestima.

Relaja los músculos

El abrazo te ayuda a relajarte y liberar la tensión, como consecuencia de ello, estimula la circulación en los tejidos blandos y relaja los músculos. Un pequeño gesto con el que conseguirás calmar dolencias musculares y sentirte más relajado.

Genera confianza y seguridad

Además de mejorar nuestra autoestima, los abrazos nos hacen sentirnos apoyados y con confianza. Por lo tanto, si lo ponemos en práctica varias veces al día, ganaremos confianza y seguridad en nosotros mismos.

Mejora el sistema inmunitario

El hecho de participar en un abrazo no solo reduce el estrés, relaja los músculos y genera confianza, si no que también mejora el sistema inmunitario. El sistema inmunitario es el sistema encargado de proteger al organismo de enfermedades y agentes como virus y bacterias.

Pero, ¿cómo puede un abrazo mejorar el sistema inmunitario? Al dar o recibir un abrazo lo que ocurre es que se activa el sistema inmunitario y aumenta la producción de glóbulos blancos, una parte del sistema inmunitario que se encarga de hacerle frente a agentes infecciosos.

En definitiva, el abrazo nos ayuda a prevenir enfermedades y mejorar nuestras defensas cuando nos sentimos débiles.

Un sencillo gesto con el que no solo se obtienen estos beneficios, también conseguimos que los niveles de la oxitocina aumenten. Pero, ¿qué es la oxitocina? Conocida como "la hormona del amor", es una hormona que produce bienestar, hace que nos sintamos bien, cariñosos y aumente nuestra sensación de empatía.

Un pequeño gesto con el que conseguirás mejorar tu calidad de vida. ¿Ya has empezado a ponerlo en práctica?

Tags relacionados salud

Además