Terapias

Miedo a volar, síntomas y consejos para superarlo

Miedo a volar, síntomas y consejos para superarlo

A pesar de ser el medio de transporte más seguro, el temor a viajar en avión afecta a cerca del 20% de la población.

La aerofobia, popularmente conocida como miedo a volar, es el miedo irracional a viajar en avión. Una fobia que, tal y como señalan los profesionales, afecta a cerca del 20% de la población.

Según la Real Academia Española, también conocida como la RAE, la fobia es el temor angustioso e incontrolable ante ciertos actos, ideas, objetos o situaciones, que se sabe absurdo y se aproxima a la obsesión.

Una situación que puede manifestarse en forma de malestar general, altos niveles de nerviosismos, ataques de ansiedad, de pánico e incluso vómitos con solo pensar en la posibilidad de coger un avión.

Si bien viajar el avión es el medio de transporte más seguro y las posibilidades de sufrir un accidente aéreo es menor que en cualquier otra forma de transporte, lo cierto es que son numerosas las personas que experimentan este sentimiento irracional cuando planifican y/o se disponen a montarse en un avión.

De hecho, según la Organización Mundial de la Salud, también conocida como la OMS, cada año mueren entorno a 1,35 millones de personas a causa de accidentes automovilísticos. Una cifra que se aleja mucho de las personas que pierden la vida en el transporte aéreo y que, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, el número de víctimas se reduce a 282,5 personas entre 2013 y 2018.

Son numerosos los factores que pueden causar el miedo a volar. Haber sufrido una experiencia negativa con anterioridad o necesitar tener la situación bajo control son dos de los más populares.

Síntomas de la aerofobia

  • Sudoración excesiva.
  • Malestar general.
  • Aumento del ritmo cardíaco y respiratorio.
  • Sequedad en la boca.
  • Náuseas y vómitos.

Consejos para vencer el miedo a volar

  • No dejar de viajar en avión y hacerle frente al miedo.
  • Identificar aquello que produce la sensación de miedo, interpretarlo de manera racional y no darle más importante de la que tiene.
  • Elegir el asiento cerca del pasillo para evitar mirar por la ventana.
  • Realizar ejercicios de relajación.
  • Leer y escuchar música ayudará a evitar tener pensamientos negativos.

Desde Hogarmania te recomendamos que, para cualquier duda que te surja, no dudes en consultar a tu médico de cabecera o centro médico de confianza.

Además