Embarazo

Cómo le afecta al bebé nacer por cesárea

Cómo le afecta al bebé nacer por cesárea

Esta intervención supone que las posibilidades de que el recién nacido sufra enfermedades inmunológicas o problemas respiratorios sean mayores.

Sorteo de cuchillos ARCOS en Cocinatis

La cesárea es una intervención quirúrgica que se lleva a cabo para extraer al bebé del vientre materno cuando las circunstancias no permiten realizar un parto natural.

Una operación que se trata de evitar al máximo, en la medida de lo posible, por los efectos adversos que conlleva. Además de tener riesgos para la madre, también puede tener una serie de consecuencias para el bebé.

El riesgo de que el bebé que nace por cesárea sufra problemas respiratorios es mayor que el que lo hace por parto natural. Esto se debe a que, en ocasiones, el niño que ha sido dado a luz por cesárea, no expulsa el líquido que tiene acumulado en sus pulmones y, por ello, durante el tiempo que tarda en eliminarlo, tiene dificultades para respirar.

Otro de los riesgos a los que se enfrenta el bebé que nace por cesárea son las enfermedades inmunológicas. El bebé que nace por parto vaginal, adquiere de forma natural diferentes bacterias beneficiosas de su madre, lo que no sucede cuando el nacimiento se da por cesárea. Esto tiene como consecuencia que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades inmunológicas como asma, rinitis, alergias o diabetes tipo 1, entre otras.

Una intervención que se evita al máximo, en la medida de lo posible, con el fin de asegurar el bienestar de la madre y del recién nacido.

Casos en los que se recurre a la cesárea

Posición anormal del bebé

Aunque la primera opción que se plantea es tratar de que el feto se dé la vuelva por sí solo, hay ocasiones en la que la cesárea es la vía más segura.

Problemas con la placenta

La placenta es un órgano que se desarrolla en el útero durante el embarazo y, junto con el cordón umbilical, el principal responsable de mantener la conexión directa entre la madre y el feto.

En los casos en los que hay placenta previa o desprendimiento de placenta es habitual que los profesionales recurran a la cesárea, pues la vida del bebé corre peligro.

Hablamos de placenta previa cuando la placenta se coloca en la parte inferior del útero y lo obstruye total o parcialmente imposibilitando el parto natural. El desprendimiento de placenta, por su parte, sucede cuando la placenta se separa de la pared interna del útero antes del parto reduciendo o bloqueando el suministro de oxígeno y nutrientes al bebé.

Evolución anormal del trabajo del parto

En el caso en el que, bien antes o durante el parto, se considera que el feto tiene riesgo de sufrimiento o pérdida del bienestar, es habitual que los profesionales recurran a realizar una cesárea.

Prolapso del cordón umbilical

Se trata de la posición anormal del cordón umbilical en la que el cordón se coloca por delante del feto, lo que limita la llegada de oxígeno y nutrientes al recién nacido hasta que se realiza la cesárea y nace el bebé.

Desde Hogarmania te recomendamos que, para cualquier duda que te surja, no dudes en acudir a tu médico de cabecera o centro médico de confianza.

Tags relacionados embarazo cesárea maternidad bebé

Además