Niños

Por qué guardar los dientes de los niños

Por qué guardar los dientes de los niños

Conservar los dientes de transición de los más pequeños puede, a largo plazo, tener un protagonismo importante en el futuro de su salud.

Colocar bajo la almohada el diente que se nos ha caído y esperar a que el Ratoncito Pérez venga a por él a cambio de un regalo es una de las tradiciones que, generación en generación, no deja de hacerse. Pero, ¿debe el Ratoncito Pérez conservar los dientes de los más pequeños?

Según un estudio realizado por el Centro Nacional de Información para la Biotecnología de los Estados Unidos, los dientes de leche son una extraordinaria fuente de células madre que podrían utilizarse en un futuro para hacerte frente a algunas enfermedades y/o reparar tejido dañado del cuerpo.

También conocidas como "tratamiento curalotodo", las células madre son, como hemos mencionado anteriormente, las células del cuerpo encargadas de regenerar y reparar el organismo.

Son el origen del resto de células, de las que proceden todas las estructuras: órganos, huesos, músculos, sangre, piel... De lo que no teníamos conocimiento es de que los dientes de leche son una fuente esencial de estas células.

¿Por qué debemos guardar los dientes de leche?

Según los investigadores, los dientes de leche tienen células madre menos perjudicadas por los daños medioambientales, por lo que son ideales para emplear en posibles futuros tratamientos médicos.

A pesar de que, a prior, sean numerosos los beneficios de conversar estas piezas dentales, lo cierto es que el número de bancos dentales de células madres es muy inferior al de los bancos de sangre de cordón umbilical. Esto se debe a que conservar las células madres del cordón umbilical es una práctica cada vez más habitual.

Cómo conservar los dientes de leche para sacar provecho a sus células madre

  • Analizar si el diente está en buen estado. Es importante saber que el diente debe estar en buenas condiciones, sin empastes, ni caries para poder extraer las células madre de la misma.
  • Guardar las piezas dentales en un banco dental de células madre. Los expertos recomiendan que, en los casos en los que se decida conservar estar piezas, se haga en un banco dentario. Pues hacerlo en casa no es la forma más segura de conservarlas. Además, es interesante conocer que debe darse comienzo al procedimiento no más de 48 horas después de su caída.

Un tratamiento de medicina regenerativa poco invasivo y sin posibilidad de provocar rechazo en el organismo, que ha convertido a esta terapia en un reto para la medicina actual y de futuro. ¿Se conseguirá mediante esta técnica curar enfermedades como el Parkinson?

Desde Hogarmania te proponemos que, para cualquier duda que te surja, no dudes en acudir a un médico especialista.

Tags relacionados maternidad niños

Además