Niños

Mi hijo habla solo ¿por qué?

Mi hijo habla solo ¿por qué?

Si tu hijo habla solo cuando juega o está solo no te preocupes ya que la denominada habla privada que desarrollan los niños denota inteligencia.

Muchos niños tienen la costumbre de hablar solos cuando no están acompañados de nadie. Se tiende a pensar que estos pequeños sufren algún tipo de alteración o trastorno. Es lo que conocemos como el “habla privada” y revela que la persona que habla sola es muy inteligente o lo que es lo mismo; hablar solo es sinónimo de inteligencia.

Hablar con uno mismo en voz alta ayuda a pensar mejor, organizar mejor los pensamientos, tomar las decisiones acertadas e incluso como herramienta de superación personal.

Cabe destacar que existen tres situaciones en las que los niños hablan con ellos mismos: antes de hacer algo, mientras hacen algo o después de hacer algo. Es cuando el habla guía la conducta.

Pueden destacarse un gran número de razones por las que es positivo que los niños tengan sus particulares “charlas o conversaciones privadas”:

- Hay niños que hablan solos mientras juegan con lo que estimulan el desarrollo del lenguaje

- Potencia la eficacia a la hora de realizar alguna actividad concreta ya que el pequeño dice en voz alta los pasos que tiene que dar

Mi hijo habla solo ¿por qué?

- Se aprende a pensar ya que se estimula el pensamiento lógico

- La memoria trabaja más rápido debido a que cuando se traslada el pensamiento al lenguaje ayuda a que la información quede mejor almacenada

- Sirve como vehículo para expresar emociones y sentimientos

- Se ordena con una mayor eficacia el pensamiento con lo que es una excelente forma de organizarse para lograr las cotas marcadas o superar los retos establecidos

- Mediante la explicación verbal del entorno se fomenta el conocimiento del medio

- Al escuchar su voz interna el niño conoce mejor cómo es y porqué actúa de una u otra forma

- Es una forma de reforzar el aprendizaje ya que el niño dice en voz alta lo que está haciendo, hace o hará.

Artículo redactado y compartido por Izaskun Valencia, psicopedagoga, conferenciante y blogger.
Más artículos en su web Educación Emocional

Además