Tu bebé

El color de ojos del bebé o recién nacido

El color de ojos del bebé o recién nacido

El color de los ojos de un recién nacido o bebé va a estar determinado por la información genética que transmiten los cromosomas 15 y 19.

Autor: Hogarmania

Factores que influyen en el color de los ojos del bebé o recién nacido:

Con lo que la herencia genética es clave ya que no solamente se transmite de padres a hijos sino que también hay que tener en cuenta el color de ojos de los abuelos. El color de los ojos se hereda de forma parecida al del cabello: los genes dominantes son para los colores más oscuros.

El color de los ojos del bebé va a depender del iris y de la cantidad de pigmento que contiene y que se forma en los primeros meses de vida. Por ello, el color de los ojos de los recién nacidos no es definitivo ya que aunque puedan parecer en un principio de color azul grisáceo debemos esperar a que pasen los meses.

Diferentes tonalidades de colores:

Cuando un ser humano nace no tiene apenas materia colorante ya sea en los ojos o en la piel. Es normal ver bebés con ojos claros ya que la melanina no se ha depositado todavía en el iris o debido a que la exposición al sol ha sido pequeña no se han oscurecido. Con el paso de las semanas la pigmentación aumenta y el color de los ojos cambia y tiende a definirse en tonos marrones, verdes o azules en el menor de los casos.

Para que el color de los ojos sea puro todos los genes deben ser iguales. En caso de que sean diferentes el color será mixto. Dependiendo de la melanina que tenga el iris y la estructura del ojo, el color adquirirá una tonalidad u otra.

El color de ojos del bebé o recién nacido2

Entre el castaño y el gris existen multitud de tonalidades y aunque los colores más comunes son el verde, marrón, gris o azul (no necesariamente en este orden), existen vertientes como aguamarina, avellana o violeta. También podemos tener los ojos diferentes, uno de cada color, una anomalía de nombre heterocromía.

¿Cuándo se consolida el color definitivo?

En ocasiones el color definitivo puede consolidarse a partir del primer año aunque ya pasados los 6 primeros meses de vida podemos hacernos una idea del color que tendrán los ojos del bebé o recién nacido. Normalmente si el color es oscuro al nacer, la tonalidad persistirá.

Por otro lado, si nace con ojos claros, la tonalidad puede variar o quedarse como está. Aunque siempre teniendo en cuenta la información genética que transmiten los padres. Por cierto, el color marrón es el más común y el verde el que menos.

Además