Prevención y cuidados

¿Por qué hay que estar en ayunas cuando nos sacan sangre?

¿Por qué hay que estar en ayunas cuando nos sacan sangre?

Autor:

Debido a una revisión médica anual, una petición por parte de algún especialista o por problemas de salud cada cierto tiempo debemos acudir a que nos saquen o extraigan sangre.

¿Sabemos qué tenemos que hacer y qué no antes de acudir a una extracción de sangre? Seguro que sabes que tienes que ir en ayunas. Es indispensable, excepto en el caso de los niños. Nos quedamos sin desayunar porque si acudimos a una extracción de sangre con la primera comida del día en nuestro organismo los análisis pueden verse alterados.

Es imprescindible guardar por lo menos 8 horas entre la extracción de sangre, que normalmente será a primera hora de la mañana y la última comida realizada que se presupone será la cena. Si acudimos a que nos saquen sangre habiendo desayunado corremos el riesgo que los niveles de azúcar se vean alterados y muestren resultados erróneos.

A pesar de que es común que nos hagamos análisis de sangre de forma anual esta costumbre no es del todo acertada. Muchos especialistas opinan que a menos que se esté enfermo o que en un análisis anterior se haya registrado algún parámetro alterado, no es necesario acudir todos los años.

Aunque sí es recomendable controlar nuestros registros médicos una vez pasados los 55 años y cuando pasen 5 años desde el último análisis realizado. Si sospechamos que podemos tener anemia o no nos encontramos bien siempre es recomendable hacernos un chequeo, aunque lo más importante es llevar una vida sana.

¿Por qué hay que estar en ayunas cuando nos sacan sangre?2

Consejos antes de realizar la extracción de sangre:

- Cumplir 8 horas de ayuno y 14 si se sufre de triglicéridos. Los niños pueden desayunar por norma general

- Beber agua de forma moderada

- Mantener las costumbres de alimentación

- Avisar al especialista si se está tomando algún tipo de medicación (habitual o esporádica)

- En el caso de padecer diabetes, avisar al médico

- No consumir bebidas alcohólicas ni fumar

- No realizar una actividad física intensa

- Alertar al profesional que va a proceder a la extracción de que se sufre de mareos durante la extracción

- Después de la extracción, presionar el punto de punción durante al menos 10 minutos con una gasa para evitar la aparición de hematomas