Prevención y cuidados

Las prácticas sexuales con más riesgo

Las prácticas sexuales con más riesgo

Autor: Hogarmania

Los embarazos no deseados, el VIH (SIDA) o la candidiasis genital se encuentran entre las consecuencias de estas prácticas.

El Día Mundial de la Salud Sexual es una celebración que fomenta el reconocimiento de los derechos sexuales como punto esencial en el objetivo de alcanzar los estándares más altos de salud sexual.

Este concepto abarca infinidad de aspectos como el sexo, las identidades de género, lo orientación sexual, o el placer, entre otras. La reconocida marca de juguetes eróticos de lujo y creadora del condón HEX™, LELO, nos muestra las prácticas sexuales más peligrosas para la salud.

Prácticas sexuales de alto riesgo

Estas prácticas ponen en peligro la salud de quienes las realizan, principalmente porque la mayoría se realizan sin el uso de métodos anticonceptivos como el preservativo, pero no es éste el único motivo.

Cada vez se encuentra más extendida la tendencia a que drogas, sexo y falta de precaución vayan unidos de la mano, especialmente en el caso de los jóvenes. En la actualidad, se han extendido nuevas prácticas sexuales de riesgo:

1. El “juego del muelle”: se encuentra a la vanguardia de las prácticas sexuales de riesgo. Este “juego” consiste en que varios jóvenes se sientan desnudos, mientras un grupo de chicas son penetradas durante 30 segundos por cada uno de los participantes hasta que sólo queda uno. El mayor peligro de esta práctica reside en que el uso del preservativo no se encuentra entre las reglas, por lo que existe un alto riesgo de transmisión de enfermedades sexuales, así como que alguna de las chicas se quede embarazada.

embarazo indeseado

2. Bareback y Serosorting: “bareback” es un tipo de práctica sexual de riesgo entre homosexuales que se lleva a cabo sin utilizar preservativos. Dentro de esta nueva corriente existe otra alternativa, el “serosorting”, en el que se busca personas que no están contagiadas para mantener relaciones sexuales sin el uso de preservativo. Esta misma práctica también se da entre personas seropositivas. Finalmente, la vertiente más extremista de esta práctica sexual, el “Fuck of death”, consiste en personas que busca mantener relaciones sexuales para ser infectados.

Uso del condón

3. Chemsex: Las 'chemsex' son fiestas en las que las drogas y el sexo (grupal) van de la mano. La desinhibición llega a tal punto que algunos participantes llegan a realizar prácticas de 'slamming' o 'slamsex', es decir, comparten jeringuillas para drogarse mientras practican sexo. Esta es sin duda una de las más peligrosas para la salud, ya que puede suponer no solo el contagio del virus del sida, sino también el de la hepatitis. Las cifras son alarmantes, ya que según los últimos estudios alrededor del 47% de los diagnósticos de VIH en España se producen a través de esta práctica.