Prevención y cuidados

El hipo: qué es, causas y cómo detenerlo

El hipo: qué es, causas y cómo detenerlo

Autor: Hogarmania

Normalmente el hipo se produce cuando comemos mucho o muy rápido, al producirse cambios de temperatura, cuando tragamos aire o ante diversas situaciones emocionales.

En los niños y bebés el hipo es muy común generalmente por comer muy rápido, durante la lactancia (natural o artificial) y por malas posturas. Todos lo hemos sufrido en algún momento de nuestra vida sin excepciones ya que es un hecho muy común.

Pese a no ser un problema grave ni mucho menos, sí es molesto, incómodo pero por suerte, pasajero. Suele resolverse normalmente en pocos minutos aunque si perdura puede que esté asociado a otro problema con lo que conviene acudir al médico.

¿Qué es el hipo? ¿Cómo se produce?

El hipo se produce cuando hay un movimiento involuntario y brusco del diafragma. Este músculo está situado en el parte baja del pecho, entre el abdomen y el tórax, contrayéndose de forma rítmica para facilitarnos la respiración. De esta forma cuando inhalamos oxígeno para que lleguen a nuestros pulmones y se llenen el diafragma se relaja a la hora de la exhalación y poder así expulsar el aire a través de la boca y nariz.

Si el diafragma se altera desciende de forma violenta lo que provoca que el aire penetre de forma violenta en nuestra garganta y chocando contra la laringe. Posteriormente, se cierran las cuerdas vocales y surge el característico ruido “hip” asociado con el hipo. Pasados unos minutos el hipo se pasa y no sería necesario tomar ninguna medida.

Situaciones que producen el hipo

En muchas ocasiones no encontramos una causa aparente que lo desencadene pero puede darse por diversos motivos:

- A la hora de tragar aire

- Cambios de temperatura

- Situaciones emocionales como ansiedad, nerviosismo o excitación

- Comer de forma rápida y en gran cantidad

- Una posible irritación en la garganta o en el estómago

- Cirugía abdominal

- Un procedimiento médico como por ejemplo la anestesia

- Padecer una enfermedad que irriten los nervios que controlan el diafragma

El hipo: qué es, causas y cómo detenerlo

Entonces ¿cómo podemos detener el hipo?

Existen multitud de remedios caseros para hacer que el hipo se detenga aunque no siempre funcionen. Vamos a ver algunos de ellos:

- Aguantar la respiración y contar hasta 10

- Respirar dentro de una bolsa de papel

- Beberse un vaso de agua fría

- Que te den un susto

- Beber por el lado “equivocado” de un vaso de agua

- Tomar un poco de azúcar o ponernos un terrón debajo de la lengua

Seguramente estos “remedios” ya los conocías y los has puesto en práctica en alguna ocasión para hacer desaparecer el tan incómodo hipo. Si la situación empeora o no se nota una mejoría es conveniente acudir a urgencias para que sea un especialista la persona que estime cuál es el la causa del hipo e indique las pautas a seguir.