Prevención y cuidados

10 consejos para proteger a los niños del sol

10 consejos para proteger a los niños del sol

Autor: Hogarmania

Sencillos y efectivos trucos para proteger a los más pequeños del sol y evitar quemaduras o daños a largo plazo.

Utilizar protección alta, evitar la exposición solar en las horas centrales del día… Son algunos de los consejos básicos para prevenir las quemaduras solares los días de playa. Pero, ¿existen tips específicos para proteger a los bebés del sol?

Cuanto más pequeños son los niños, mayor riesgo tienen de sufrir daños tras la exposición solar, como enrojecimiento, quemaduras, pigmentación u otros perjuicios más a largo plazo como envejecimiento cutáneo o mayor riesgo de sufrir melanoma en edad adulta. Esto es porque su barrera cutánea aún no está del todo formada y tienen menos defensas naturales.

Estos diez consejos te ayudarán a saber cómo proteger del sol a los más pequeños:

1. Hasta el primer año de edad se recomienda no exponer a los bebés directamente a la radiación solar.

2. Hasta los 3 años evita la exposición al sol en las horas centrales del día, entre las 12 de la mañana y las cuatro de la tarde.

3. Aunque tengan más de tres años, es recomendable evitar las horas centrales del día pues el sol es mucho más dañino.

Evita la exposición solar en las horas centrales del día, entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde.

4. Mantén a los más pequeños hidratados en todo momento. Aparte de beber abundante agua también es recomendable el consumo de fruta por su alto contenido en agua y su poder refrescante.

5. Utiliza los accesorios y complementos adecuados para proteger a los bebés de la radiación solar: gafas de sol, gorritas… Es muy importante que las gafas de sol estén homologadas debidamente para la protección solar.

6. Llevar a la playa, monte o piscina camiseta y pantalones para evitar quemaduras.

Protege a los bebés con gorritas, gafas de sol homologadas y prendas adecuadas.

7. Todas las cremas solares no son iguales. A partir de los seis meses, ya podemos aplicar a los bebés fotoprotectores, pero es importante buscar uno especialmente formulado para niños. Estas son algunas de las principales recomendaciones:

  • SPF superior a 50.
  • Protección contra las radiacciones UVA, UVB y IRA.
  • A ser posibles, que contengan filtros físicos en vez de químicos.
  • Resistentes al agua.

En cuanto al modo de empleo, es necesario aplicar protección solar cada dos horas y después de cada baño, aunque el fotoprotector sea resistente al agua.

Aplica protección solar cada dos horas y después de cada baño.

8. Utiliza sombrillas o busca zonas arboladas con sombra para proteger a los bebés del sol.

9. Es importante protegerse del sol durante todo el año, no sólo en verano. Por ello, aplica protección en la piel de los más pequeños durante todo el año. Aunque los niños son los más sensibles al sol, pasan mucho tiempo jugando en la calle y es importante que estén bien protegidos para evitar daños.

10. Enseña a tus hijos a protegerse del sol y actúa de una forma responsable. Es importante que vean que tu también proteges tu piel ante los daños solares.