Prevención y cuidados

Conoce a Emma, el maniquí que muestra cómo serás en 2040 si no cambias de hábitos

Conoce a Emma, el maniquí que muestra cómo serás en 2040 si no cambias de hábitos

Un grupo de investigadores ha diseñado una muñeca en tamaño real que refleja el deterioro físico que sufrirán las personas que llevan una vida sedentaria.

Sorteo de 5 cestas de Navidad Cocinatis

Trabajar en una oficina delante de un ordenador perjudica nuestra salud y así lo ha demostrado un grupo de expertos en el bienestar laboral con la creación de Emma, una muñeca de tamaño real que muestra cómo será la trabajadora de oficina del futuro.

Para entender los rasgos físicos que describe la compañía, es importante tener en cuenta que se trata de un prototipo de mujer que lleva 20 años trabajando en una oficina. La compañía Fellowes hace especial hincapié en el gran impacto negativo que tiene la falta de bienestar laboral y los estilos de vida sedentarios en nuestra salud.

A través de la representación de Emma, Fellowes trata de advertir de las consecuencias de trabajar ocho horas diarias, o más, sentada frente al ordenador, levantarse pocas veces de la silla y no hacer ejercicio físico. O lo que es lo mismo, llevar una vida sedentaria.

El resultado de este estilo de vida no es otro que una pronunciada joroba, resultado de no mantener una postura correcta frente a la pantalla del ordenador, brazos y tobillos hinchados y con varices, consecuencia de una mala circulación, los músculos de las piernas mucho más débiles y ojos secos y rojizos, provocados por el efecto de las pantallas y la mala calidad del aire.

Además, Emma tiene sobrepeso por las largas horas sin hacer ejercicio físico, su piel está irritada, llena de eccemas debido al estrés, es más pálida por haber estado bajo la luz artificial durante muchos años, tiene la nariz hinchada y con más pelo, al igual que sus orejas.


Para evitar terminar como Emma, los expertos hacen un llamamiento para que los empresarios tomen medidas para mejorar las condiciones de trabajo de sus empleados.

Diseñar oficinas en las que los trabajadores tengan más espacio para tomar descansos, promover más reuniones de pie o mejorar los puestos de trabajos, son algunas de las medidas que se plantean para que la necesidad que tiene el ser humano de moverse y andar se vea cubierta y el cuerpo no sufra consecuencias por lo hacerlo.

Es interesante prestar especial atención al elemento de la silla. Tal y como indican los profesionales, la silla tiene un papel cada vez más relevante ya que pasamos una media de 8 años de nuestra vida sentados en ella. Por ello, lo ideal es utilizar una silla que se adapte al cuerpo para que mantener la espalda recta sea más sencillo.

Lo principal, y más importante de todo, es que hay que dejar de seguir teniendo las mismas prácticas. Si a eso, le sumamos una dieta sana y equilibrada y ejercicio físico, nuestro cuerpo lo agradecerá y nos sentiremos mucho mejor.

Además