Prevención y cuidados

¿Por qué es bueno que los niños se aburran?

¿Por qué es bueno que los niños se aburran?

El desarrollo de la creatividad, imaginación y estimulación son algunos de los principales beneficios que tiene el cansancio del ánimo originado por la falta de estímulo.

El aburrimiento es una sensación que se presenta de forma habitual entre los más pequeños de la casa. Aunque se trata de una emoción que, por lo general, se interpreta en un sentido negativo, los expertos afirman que no solo no lo es si no que, además, tiene beneficios para los más pequeños.

La Real Academia Española define el aburrimiento como el cansancio del ánimo originado por falta de estímulo o distracción, o por molestia reiterada. Un término que se escucha con frecuencia por boca de los niños y con el que numerosos padres tratan de paliar tratando de entretener y mantener ocupados a sus pequeños el mayor tiempo posible.

Son numerosos los motivos que pueden hacer que un niño se aburra, entre ellos destaca el de haber perdido el interés por la actividad que estaba realizando o tener demasiados estímulos a su alrededor. Por lo general, los padres de los pequeños están acostumbrados a que sus hijos estén siempre ocupados y sus mentes estén siempre trabajando en algo. Esto hace que se caiga en la tendencia de darle todo hecho y preparado.

A pesar de ser de un gesto que se realiza buscando el bienestar de los niños, con ello no se hace más que quitarles la oportunidad de pensar y procesar las cosas por ellos mismos.

¿Por qué tenemos que dejar a los pequeños que se aburran?

Cuando los profesionales hacen alusión a los beneficios del aburrimiento en los niños y niñas no lo tratan como una obligación, si no como una forma de ofrecer la posibilidad de aburrirse. No se trata de promover el aburrimiento, sino de ofrecer la posibilidad de aburrirse. Por lo que es importante no forzar la situación y dejar que fluya.

Aburrirse permite a los niños abrir la puerta de la creatividad, la alegría y la confianza. Les permite crear y explorar. El aburrimiento despierta su imaginación y su creatividad.

Trasformar el aburrimiento en una historia, un dibujo, en definitiva, en algo nuevo tiene múltiples beneficios en los más pequeños. Además de ser fundamental para el desarrollo de la creatividad, aburrirse beneficia su desarrollo y estimulación. ¿Lo sabías?

Por lo que, si tus pequeños se aburren no te agobies, deja que su imaginación y su creatividad fluya y busquen la manera en la que estar entretenidos. Ten la seguridad de que tus hijos tienen la capacidad para revolver por sí solos el asunto del aburrimiento.

Tags relacionados niños

Además