Prevención y cuidados

¿Qué es el Alzheimer?: cómo detectarlo y el papel de los familiares

¿Qué es el Alzheimer?: cómo detectarlo y el papel de los familiares

Te explicamos cómo detectar los primeros síntomas del Alzheimer, si se puede o no prevenir su aparición y el papel de la familia en el avance de la enfermedad.

Sorteo de 5 cestas de Navidad Cocinatis

Según los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), alrededor de 800.000 personas podrían padecer Alzheimer en España, cifra que ha aumentado en un 35 por ciento en los últimos cinco años.

La probabilidad de aparición de esta enfermedad aumenta a partir de los 65 años. Así, mientras afecta a un 5% de la población mayor de 60 años, la cifra aumenta hasta el 20% en mayores de 80. Una situación que preocupa aún más si tenemos en cuenta el envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida, que podrían disparar los casos de Alzheimer en el futuro.

Es la principal causa de discapacidad en personas mayores y la segunda causa específica de muerte en España. Pero, ¿cómo detectar la enfermedad?, ¿cuáles son los primeros síntomas?, ¿se puede prevenir su aparición?, ¿cómo afecta a los familiares del enfermo?... Son algunas de las cuestiones que trataremos a continuación:

Cómo detectar el Alzheimer: signos de alarma

El Alzheimer aparece de forma lenta y empeora progresivamente a lo largo de los años. De hecho, puede durar más de una década. Durante su evolución va afectando a cada vez más zonas del cerebro: la memoria, el razonamiento, la capacidad de resolver problemas, el lenguaje, la personalidad y el movimiento. Pero, ¿cuáles son los primeros síntomas?, ¿cómo podemos detectar esta enfermedad cuanto antes?

Pequeñas señales de alarma que pueden facilitar una detección rápida de la enfermedad.

Un diagnóstico a tiempo, en una etapa temprana de la enfermedad, es clave a la hora de mejorar la calidad de vida del paciente. De hecho, existen una serie de "signos de alarma" que pueden servir de ayuda a la hora de identificar posibles nuevos casos:

  • Pequeños olvidos relacionados con información reciente. Dificultad para retener información. En especial, la adquirida recientemente. Suelen olvidar cumpleaños o acontecimientos importantes, aunque en esta etapa también aparecen pequeños olvidos relacionados con tareas cotidianas como, por ejemplo, olvidarse de que la cazuela estaba en el fuego.
  • Necesidad de repetir las mismas preguntas o conversaciones. Repetir en bucle una misma pregunta o una conversación por no acordarse de haberla mantenido. Fijar la atención en conversaciones y discursos de personas que podrían padecer esta enfermedad resulta clave a la hora de detectar los primeros síntomas: es frecuente que formen frases incomprensibles, olviden palabras, sean repetitivos en su lenguaje…
  • Desorientación. Los enfermos de Alzheimer suelen desorientarse fácilmente, incluso en lugares comunes. En muchas ocasiones, no saben dónde se encuentran, cómo han llegado ahí y presentan dificultades para volver a casa.
  • Problemas de comprensión.
  • Dificultad para realizar tareas habituales. Dificultad para llegar a un sitio conocido o llevar las cuentas de la casa, olvidarse de cómo funciona la lavadora o no acordarse de una receta que antes controlaba.
  • Perdida de interés por los hobbies.
  • Menor atención a la higiene y al aseo personal. Las personas que sufren esta enfermedad se vuelven cada vez más pasivos y disminuyen su actividad en todos los aspectos de su vida. Así, pueden comenzar a dejar de realizar tareas cotidianas como prestar atención a la higiene personal.
  • Colocar objetos fuera de lugar y no encontrarlos debido a una dificultad de reconstrucción de acciones que se acaban de realizar.
  • Dificultad en la toma de decisiones.
  • Cambios en la forma de ser. Más enfados de los habituales, estrés, ansiedad, negatividad…

Hombre que sufre los síntomas del Alzheimer.

¿Se puede prevenir el Alzheimer?

Según estudios recientes llevar a cabo un estilo de vida saludable podría reducir en un 40% las posibilidades de padecer esta enfermedad.

Realizar actividad física a diario, tener una vida social activa y utilizar el cerebro lo máximo posible (estudios, lectura, cursos…) ayudan a un buen mantenimiento de la función cognitiva y la autoestima, factores que pueden ayudar a retrasar la enfermedad.

Llevar a cabo una buena alimentación y prevenir el riesgo cardiovascular también resultan muy importantes a la hora de llevar a cabo un estilo saludable que nos ayude a prevenir o retrasar la aparición de la enfermedad.

Realizar ejercicio físico y mantener una buena vida social pueden ayudar a retrasar la aparición del Alzheimer.

El papel de los familiares

La familia juega un papel fundamental en el cuidado de las personas enfermas. Esto supone una sobrecarga tanto física como emocional difícil de sobrellevar. Por ello, resulta de gran ayuda que los familiares o personas más cercanas busquen asesoramiento y ayuda en asociaciones de afectados por la enfermedad y empresas especializadas.

La familia juega un papel fundamental en el cuidado y acompañamientos de las personas que sufren Alzheimer.

¿Qué es el Alzheimer?: cómo detectarlo y el papel de los familiares

Además