Prevención y cuidados

3 remedios naturales para aftas o llagas bucales

3 remedios naturales para aftas o llagas bucales

Calma el dolor e irritación de las aftas bucales con estos tres remedios caseros de ingredientes naturales.

Autor: Hogarmania

Las aftas son pequeñas lesiones ulcerosas bucales que son provocadas por muchas y diversas razones. Normalmente aparecen en el interior de labios y mejillas y a pesar de su pequeño tamaño el dolor y sensación de quemazón pueden ser muy desagradables. Entre los motivos más comunes suelen encontrarse lesiones por mordiscos o rozaduras en caso de las personas con ortodoncia.

No se trata de ninguna infección contagiosa y comúnmente desaparecen por sí solas, pero para acelerar su desaparición y calmar las molestias podemos encontrar varios remedios naturales. A continuación, os dejamos tres sencillos remedios caseros que os pueden resultar útiles.

Agua con sal

Uno de los remedios más sencillos y económicos. Como desinfectante natural solo deberás disolver una cucharada de sal en media taza de agua tibia. Enjuágate con la mezcla unas dos veces al día.

sal

Manzanilla

También utilizada como prevención, la manzanilla es especialmente útil dentro del mundo de los remedios caseros. En esta ocasión, sus propiedades antisépticas, calmantes y antiinflamatorias nos ayudarán a calmar las molestias.

Prepara una infusión de manzanilla. Deja que repose y una vez se haya templado, haz gárgaras y enjuágate bien con ella. Repite en proceso un par de vez al día y verás cómo te calma y mejoras poco a poco.

manzanilla

Yogur

El yogur natural puede ser nuestro gran aliado con esta clase de úlceras. En caso de tener un afta, puedes incrementar el consumo de yogur. Este, además de calmar la irritación, actúa sobre el ph bucal limpiando y alterando la composición bacteriana de la misma.

yogur

Para prevenir…

Para prevenir este tipo de lesiones más allá de incidentes con mordiscos y roces, es importante mantener una buena higiene bucal.

Además, uno de los motivos de las aftas pueden deberse a falta de nutrientes o una dieta desequilibrada. Lo que provocaría que nuestro sistema inmunológico se debilitara. Con un simple cambio en nuestra dieta, podemos evitar estas irritantes lesiones. Por lo que tenemos que asegurar una alimentación rica en hierro, vitaminas y minerales.

Por otra parte, los alimentos picantes o ácidos también pueden ser los causantes de las aftas. Como alimentos agresivos, os recomendamos sobre todo evitéis su consumo con un afta o llaga en la boca.

Normalmente las aftas no suponen un problema grave y suelen desaparecer por sí solas. En caso de que el afta se alargue durante semanas o cause problemas al tragar acuda al médico. Asimismo, si las lesiones son frecuentes puede ser que nuestro cuerpo esté manifestando algún otro problema, como anemia u otra enfermedad. En ese caso, acuda al médico.

Tags relacionados salud prevención

Además