Prevención y cuidados

Rosácea: qué es y cómo combatirla

Rosácea: qué es y cómo combatirla

Autor: Hogarmania

Descubre qué es la rosácea, cómo controlar los brotes y cuál es la dieta más adecuada para quiénes la sufren.

¿Tienes rojeces en las mejillas, frente, nariz o barbilla? Es probable que sufras de rosácea, una enfermedad dermatológica crónica que afecta al rostro. Se manifiesta a través del enrojecimiento de la piel, sequedad, acné e incluso pequeñas heridas. Produce ardor y tirantez, además de intolerancia a muchos cosméticos.

Este trastorno de la piel afecta sobre todo a personas de piel clara y sensible, en su mayoría mujeres de entre 30 y 50 años; aunque, también pueden sufrirlo hombres.

¿Qué causa la rosácea y cómo prevenir su aparición?

No se conoce la causa exacta de la rosácea, pero si sabe que existen ciertos factores que pueden producir un empeoramiento. Entre ellos destacan factores emocionales, como el estrés o la ansiedad, o ambientales (viento, frío y temperaturas extremas).

Pese a que no hay una cura definitiva para tratar la rosácea, existen tratamientos y recomendaciones que pueden ayudar a mantener a raya esta enfermedad, así como a evitar sus brotes.

Cuidado de la piel

Para controlar la rosácea y evitar el empeoramiento de la piel se recomienda llevar a cabo los siguientes cuidados:

  • Limpiar la piel con agua y jabón en gel especial para pieles con esta patología dos veces al día.
  • Usar tónicos sin alcohol.
  • Aplicar sobre la piel maquillajes no grasos y fluidos.
  • Hidratar la piel con productos naturales (sin químicos) indicados para pieles sensibles.

Crema hidratante para pieles sensibles. Crema hidratante para pieles sensibles.

Dieta para combatir la rosácea

A lo largo de los años, se ha relacionado el consumo de ciertos alimentos con la aparición de nuevos brotes de rosácea. Pero, también hay otros que pueden ayudar a combatir los síntomas.

Alimentos que empeoran la rosácea:

En este grupo se incluyen aquellos con características estimulantes o vasodilatadoras. También los alimentos que liberan una sustancia llamada histamina. Entre ellos se encuentran:

  • Bebidas estimulantes: café, té, bebidas energéticas y alcohólicas.
  • Bebidas y alimentos demasiado calientes.
  • Alimentos crudos.
  • Comidas picantes.
  • Cítricos.
  • Vegetales ácidos como el tomate, berenjena, remolacha, pimiento rojo…
  • Quesos curados.
  • Fritos.
  • Embutidos.
  • Carne roja y embutido.
  • Marisco.
  • Azúcares y grasas saturadas.

Alimentos que mejoran el estado de la piel:

Hay otros alimentos y hábitos nutricionales que ayudan a controlar la rosácea y mejorar la resistencia de la piel a la inflamación e irritación:

  • Verduras y hortalizas frescas y ligeras como el calabacín, brócoli, coliflor, apio, judías verdes…
  • Cereales integrales como el trigo, arroz, centeno, avena o quinoa.
  • Frutos secos.
  • Carnes blancas.
  • Frutas no cítricas.

En definitiva, para combatir la rosácea se recomienda llevar a cabo una alimentación saludable rica en frutas y verduras.

Dieta sana rica en frutas y verduras. Dieta sana rica en frutas y verduras.

Rosácea: qué es y cómo combatirla