Prevención y cuidados

¿Por qué tengo los pies fríos?

¿Por qué tengo los pies fríos?

Una incómoda sensación que se presenta con frecuencia durante los meses más fríos del año y detrás de la cuál pueden esconderse algunos problemas de salud.

Es habitual que durante los meses más fríos del año tengamos la sensación de pies frío. Esto se debe a que, según los profesionales, tanto las manos como los pies están compuestos por numerosos vasos sanguíneos pequeños. Unos vasos sanguíneos que son especialmente sensibles al frío.

Cuando hace frío, los vasos sanguíneos se contraen, lo que significa que circula una menor cantidad de sangre por ellos y, por tanto, se enfría. Este proceso recibe el nombre de vaso constricción, popularmente conocido como estrechamiento.

A pesar de tratarse de un proceso habitual durante los meses más fríos del año, hay un porcentaje de la población, y en especial las mujeres, que también lo sufren en verano. Un aspecto al que hay que prestar especial atención por las posibles causas que pueden estar detrás de esa incómoda sensación.

Causas

  • Sudoración excesiva. La hiperhidrosis, popularmente conocida como sudoración excesiva, acompañada de un calzado o calcetines inadecuado provoca una bajada importante de la temperatura de los pies.
  • Problemas circulatorios. Los pies son las extremidades más alejadas al corazón y la sangre tiene más dificultades para llegar a ellos. Por lo que, en caso de haber problemas en la circulación de la sangre, la sensación de pies fríos es superior. Las obstrucciones en las arterias pueden ser una de las causas más graves de los pies fríos.
  • Trastorno neurológico. Las enfermedades que afectan a la conducción nerviosa pueden generar una alteración en la sudoración de las extremidades y, por tanto, en la regulación de la temperatura.
  • Enfermedad de Raynaud. Es un trastorno en el que los vasos sanguíneos se estrechan de manera momentánea y, como consecuencia de ello, no llega suficiente a las extremidades del cuerpo provocando una bajada de temperatura de las mismas.

Consejos para prevenir los pies fríos

  • Utiliza calcetines y calzado de goma. Lo recomendable por los especialistas es utilizar calcetines de fibras naturales y calzado con suela de goma.
  • Sigue una dieta sana y equilibrada.
  • Muévete y haz ejercicio. La actividad física activa la circulación y calienta las articulaciones. Si eres de la que, por obligación, dedica muchas horas sentada, puedes optar por contraer y estirar los dedos de los pies o hacer movimientos rotatorios con los pies.
  • Sumerge los pies en agua tibia y fría. Los cambios de temperatura activa la circulación de la sangre.

Desde Hogarmania te recomendamos que, para cualquier duda que te surja, no dudes en consultar tu médico de cabecera o centro médico de confianza.

Tags relacionados pies

Además