Remedios naturales

Melisa, planta medicinal relajante y tonificante

Melisa, planta medicinal relajante y tonificante

Autor:

La melisa es una planta medicinal relajante y tonificante a la vez del sistema nervioso, que se usa para tratar la ansiedad, la depresión, la tensión nerviosa y los malestares digestivos que generan.

Nativa de Europa, el nombre botánico de esta hierba procede de la palabra griega para la miel de abeja y se consideraba tan cicatrizante y curativa como la misma miel. Se le conoce también como toronjil.

Ficha de la planta medicinal
  • Nombre: Melisa
  • Nombre científico: Melissa Officinalis
  • Partes usadas: Partes aéreas y aceite esencial.
  • Principales componentes: Aceites volátiles (citronela, linalol y citral), polifenoles, taninos, principios amargos, flavonoides y ácido rosmarínico.
  • Acciones: Sedante, antidepresiva, estimulante digestiva, vasodilatadora periférica, diaforética, reconstituyente y relajante del sistema nervioso, antiviral y antibacteriana.
Cómo utilizarla

1. En crema o ungüento. Aplica sobre llagas, calenturas, heridas que no cicatrizan o picaduras de insecto. En loción agrega 1 ml (20 gotas) de aceite esencial de a 100 ml de agua y obtendrás una loción para aplicarse con atomizador sobre la piel como repelente de insectos.

2. En infusión. Se toma una taza de hojas verdes frescas o secas de melisa, 3 veces diarias para la depresión, el agotamiento nervioso, la indigestión o naúseas. Utiliza una infusión diluida para los niños con varicela.

Infusión de melisa

3. En tintura. Toma 10-20 gotas en agua 3-5 veces diarias para la depresión, las jaquecas tensionales y la ansiedad. Es preferible elaborarla con hojas verdes.

4. En aceite para masaje. Añade 5-6 gotas de aceite esencial a 15 ml de aceite de coco y aplícalo masajeando para la depresión, tensión, asama o bronquitis; o con suaves toques sobre las llagas en cuanto aparezcan.

Cómo cultivarla

La melisa es una planta de mata densa, frondosa, erecta y perenne que se extiende hasta 45 cm. Crece en las zonas de maleza parcialmente sombrías de Europa, o como plantas cultivadas por germinación espontánea. Las partes aéreas se recolectan justo antes de que se abran en verano, y las hojas a lo largo del período de crecimiento. Se puede cultivar la melisa en maceta, de manera que la tengamos siempre a mano.