Remedios naturales

Caramelos de amapola para la tos

Caramelos de amapola para la tos

Autor: Hogarmania

En este programa de Natural Style os enseñamos cómo elaborar caramelos caseros de amapola para la tos.

Natural Style nos enseña cómo hacer caramelos de amapola para la tos. Los pétalos de la amapola tienen mucílagos y alcaloides que les confieren propiedades antitusivas y también sedantes. Es por eso por lo que los caramelos de amapola serán ideales para tos improductiva (tos seca y tos nerviosa). El ácido cítrico estimulará la producción de saliva, que ayudará a cortar el ataque de tos.

Ingredientes
  • Pétalos de amapola (un puñado, frescos o secos).
  • Gelatina neutra (1 sobre)
  • Gelatina de sabor limón (o neutra, si añadimos zumo, 1/2 sobre)
  • Agua o zumo de un limón (o de otra fruta, según el sabor que les queramos dar a los caramelos, 100 mL).
  • Azúcar (150 g) y añadiremos un poco más para espolvorear
  • Aceite (sólo para untar los moldes)
  • Ácido cítrico (una cucharadita)
Preparación de los caramelos de amapola para la tos

meter los pétalos en el hornoPaso 1
Calientas el horno a 250º. Lo apagas e introduces los pétalos de amapola durante una hora para secarlos.

meter ingredientes en el cazoPaso 2
Introduces todos los ingredientes en un cazo, a fuego lento.

MezclarPaso 3
Remueves la mezcla sin parar durante 10 minutos. Es muy importante que no hierva para que los ingredientes no pierdan ninguna de sus propiedades.

ColarPaso 4
Cuela inmediatamente después de sacarlo del fuego.

Meter la mezcla en la cubiteraPaso 5
Unta una cubitera de silicona (la cubitera de silicona puede tener formas diferentes, al igual que también puede usarse una fuente de cristal) con aceite y rellena con la mezcla.

ReposarPaso 6
Deja reposar 12 horas.

DesmoldarPaso 7
Desmolda (corta si es necesario) y reboza con azúcar al que se le habrá añadido una cucharadita de ácido cítrico para dar un poco de chispa a los caramelos.

Posología: Tres o cuatro caramelos al día, cuando nos venga un ataque de tos.

Conservación: Conservar en frigorífico los que nos sobren. Durante un mes.

Otros comentarios o curiosidades

Los alcaloides que contiene la amapola, aunque se encuentran a dosis muy bajas, la hacen contraindicada para niños, embarazadas y madres lactantes. Así mismo, los caramelos se tomarán un máximo de nueve días seguidos (tal como manda la tradición) y se descansará al menos nueve días más antes de volver a tomarlos. Esta creencia popular tiene su base científica en que considera que nueve días es tiempo suficiente para acumular sustancias que pueden producir efectos adversos a quien las toma, de la misma manera que nueve días son suficientes para depurar el organismo de las mismas.