Remedios naturales

Emplasto para callos y quemaduras

Emplasto para callos y quemaduras

Autor: Hogarmania

En este programa de Natural Style os enseñamos cómo hacer un emplasto casero con hierba callera para callos y quemaduras.

Natural Style nos enseña cómo preparar un callicida natural con la planta medicinal de hierba callera o Sedum telephium. Se utilizan principalmente las hojas frescas, que se recogen durante el verano, para aplicar sobre las llagas, quemaduras, cortes y picaduras. Se usan para activar la cicatrización y se aplican también para ablandar los callos.

Ingredientes
  • Hierba callera o Sedum telephium.
Preparación del emplasto para callos o quemaduras

Arranca las hojas más gruesas de hierba callera, que son las que contienen más líquido. Lavar bien el bálsamo.

Paso 1
Arranca las hojas más gruesas de hierba callera, que son las que contienen más líquido. Lavar bien el bálsamo.

Paso 2
Machacar las hojas lavadas en un mortero hasta conseguir una pasta homogénea y extraer todo el jugo.

Aplicación: Aplicar la pasta resultante encima de la dolencia, poner encima un esparadrapo y dejar actuar durante 24h, luego retirar el esparadrapo y el exceso de sedum que quede en la piel. La piel queda reblandecida y hay que limarla. Si aún permanece el callo se puede volver a repetir la aplicación. Otra opción es aplicar la hoja fresca pelada con un cuchillo encima de la zona afectada por dermatosis y cambiar cuando se haya secado.

Conservación: Tienes que preparar el sédum para cada aplicación, no se debe guardar de un día para otro. Hay quienes la conservan en aceite de oliva para así poder utilizarla durante todo el año, no sólo en verano.

Otras curiosidades

sedumHierba callera o Sedum telephium
La principal propiedad de esta planta es su poder cicatrizante y callicida que ayuda a curar llagas y heridas, aplicando la hoja directamente sobre los callos consigue ablandarlos.

  • A este Sedum también se le conoce en Valencia como Raïm de pastor porque los pastores eran los que conocían los usos tradicionales de esta planta, como masticado para las llagas de la boca.
  • En algunas zonas del Pirineo, las hoja de esta planta se usan también para hacer supurar las heridas y madurar más rápidamente los granos o forúnculos. Para esto hay que calentar ligeramente la hoja de bálsamo con una cerilla, pelarla, untarla con aceite y aplicar en la dermatosis.