Remedios naturales

¿Para qué sirve cada tipo de té?

¿Para qué sirve cada tipo de té?

Descubre las propiedades de cada tipo de té y qué beneficios tienen para nuestra salud.

Autor: Hogarmania

La variedad de tés e infusiones es muy amplia y a veces resulta difícil recordar qué beneficios tiene cada uno para nuestra salud. Cada tipo tiene distintas propiedades y aunque en muchas ocasiones coincidan en los beneficios que nos aportan, debemos conocer qué tipo nos conviene para cada momento.

A continuación, repasamos los distintos tipos de tés y sus beneficios.

Té verde

El té verde es el tipo más conocido y popularizado. Es considerado el más saludable, contiene un bajo contenido de teína y entre todos sus beneficios, sube las defensas naturales del cuerpo. No cura enfermedades, pero es un buen complemento para ayudar a prevenirlas.

Ayuda a reducir el colesterol y el azúcar en sangre. Además, tiene propiedades diuráticas, que ayudan a eliminar toxinas y a reducir la retención de líquidos.

  • Recomendación: Es importante que a la hora de la preparación el agua del té no hierva, ya que esto le daría un sabor demasiado amargo. Y para la temporada de verano, puedes dejar enfriarlo y añadirle hielo para disfrutar de una bebida refrescante.


Té verde

Té negro

El té negro es el tipo con más teína de todos y es el que más energía nos aporta con su poder estimulante. Sin embargo, sus minerales y curtientes tienen un efecto contrario en el estómago, relajándolo y facilitando así las digestiones demasiado pesadas. Además, tiene propiedades antioxidantes, es bajo en calorías y cuenta con una sensación saciante.

  • Recomendación: Puedes combinarlo con leche o algún otro ingrediente dulce, como el chocolate.


Té negro

Té rojo

El té rojo es el quemagrasas estrella entre todos los tipos. Entre sus beneficios, ayuda a controlar el colesterol y la grasa en nuestra sangre. Es utilizado en las, cada vez más populares, dietas détox con un máximo de tres tazas al día. Además, es un gran aliado para ayudarnos con las digestiones pesadas.

  • Recomendación: Puedes aromatizar este té con una gran variedad de ingredientes como limón, lavanda, canela, vainilla, frutos rojos, zanahaoria… pero te recomendamos que lo tomes sin edulcorar. El té rojo tiene un buen sabor de por sí y si le añadimos azúcar u otro edulcorante estamos contradiciendo su propiedad antigrasa.


Té rojo

Té blanco

El té blanco es el más exclusivo de todos. Éste proviene de los primeros brotes del árbol del té, el cual solo se cosecha durante unos pocos días de primavera en las montañas de Fujian en China. Su corta cosecha y su cuidada producción hacen que su presencia en el mercado sea menor y por consecuencia, su precio mucho más alto.

Tiene la mitad de teína que el té verde y es conocido por sus grandes propiedades antioxidantes, popularmente conocido como “el elixir de la juventud”. Y al igual que el té verde, es diurético, por lo que es una gran ayuda para la retención de líquidos.

Té blanco

Té azul o té Oolong

El té azul es un intermedio entre el verde y el negro. También conocido como té Oolong o semifermentado, es fruto de un laborioso proceso en el que se interrumpe su fermentación y en el cual se presta especial atención y cuidado al color cobre de las hojas.

Entre los beneficios de este tipo de té destaca su poder en cuanto a regular el colesterol y la tensión arterial. Se considera un quemagrasas excelente, incluso llegando a superar al té verde.

  • Recomendación: Es un tipo de té con un sabor muy ligero, perfecto para los primerizos en el complejo mundo de los tés o para los no acaban por encontrarles el gusto. Además, también es idóneo para tomar en frío en los días más calurosos.


Té Oolong

Té Chai

El té chai tiene una de las historias más interesantes. Su origen se remonta a las colonias inglesas en India, donde Inglaterra creó una plantación de té para evitar el monopolio de China. Influenciados por la cultura de India, no tardaron en añadírsele todo tipo de especias, acabando por crear a partir del té verde o negro un nuevo tipo de té especiado, el té Chai.

Con uno de los sabores más intensos, este tipo es considerado el más nutritivo de todos. Sus beneficios van desde poderes antiinflamatorios, antioxidantes y digestivos, hasta ser beneficioso para los problemas cardiovasculares y respiratorios.

  • Recomendación: Puedes combinarlo con leche para rebajar el grado de sabor y antes de consumirlo, fíjate bien en las especias que se le hayan añadido, puede incluso a llegar a ser picante.

Té Chai

Tags relacionados salud remedios naturales

Además