Remedios naturales

Avellanas en almíbar de vino tinto, un remedio perfecto para embarazadas y madres lactantes


Un remedio reconstituyente combinando dos frutos juntos perfecto tanto para embarazadas, madres lactantes y para adolescentes en épocas de exámenes cuando están cansados.

Aprende a preparar este sencillo truco casero y ¡recupera fuerzas!

Existen muchos productos en el mercado para hacer que el cuerpo recupere fuerzas, el problema es que algunos están contraindicados en caso de embarazo y durante la lactancia.

La opción que nos proponen desde Natural Style es un remedio totalmente natural, un remedio reconstituyente de avellanas en almíbar de vino blanco.

Las avellanas son unos frutos secos muy ricos en ácidos grasos insaturados y también en proteínas. El vino va a mejorar la digestión de las avellanas y, además, le va a aportar azúcares y antioxidantes. Cabe destacar que, durante la cocción, el vino perderá todo su alcohol, por lo que lo va a poder tomar cualquier persona.

Además, el almíbar de avellanas es un buen reconstituyente y un excelente aliado para hacer frente al cansancio físico y estimular la producción de leche en las madres lactantes.

Ingredientes

  • Avellanas crudas (500 g)
  • Vino blanco dulce (2 L)

Preparación del remedio reconstituyente de avellanas

Avellanas en almíbar de vino tinto - Paso 1Paso 1
Ponemos en un cazo medio kilo de avellanas crudas sin tostar y un litro de vino. Lo ponemos a hervir a fuego suave hasta que el vino se evapore por completo. Tiene que quedar seco, como una miel.

De esta forma, habrá perdido todo el alcohol y concentrado sus nutrientes y sus ponifelones antioxidantes.

Avellanas en almíbar de vino tinto - Paso 2Paso 2
Añadimos el segundo litro de vino y dejamos reducir hasta que el líquido sea como un almíbar espeso. Cuando veamos que la consistencia del líquido que queda es casi como un jarabe podemos apagar el fuego.

En este punto las avellanas todavía estarán enteras, que es como las vamos a consumir.

Avellanas en almíbar de vino tinto - Paso 3Paso 3
Las dejamos enfriar y, cuando estén bien frías, las envasamos y las guardamos en cualquier sitio.

Una remedio perfecto tanto para embarazadas, como para madres lactantes. Incluso si tienes adolescentes en casa es ideal para épocas de exámenes cuando están tan cansados.

Posología: Tres o cuatro avellanas por la mañana y por la noche.

Conservación: Conservar en frigorífico. Durante 3 meses.

Tags relacionados natural style remedios naturales