Albañilería

Cubrir pared con ladrillo decorativo

Cubrir pared con ladrillo decorativo

Autor:

Cubrir una pared con ladrillo decorativo será el trabajo principal de Bricomanía. Un trabajo de bricolaje para darle un nuevo aspecto a la pared de una habitación.

Los revestimientos nos permiten cambiar el aspecto de una habitación de una forma fácil, rápida y limpia. Y, eso es precisamente lo que vamos a hacer, a continuación. Cubriremos la pared frontal de una habitación, empleando un material flexible y muy versátil que imita perfectamente el ladrillo.

Se trata de unos paneles fabricados en resina y fibra de vidrio, que reproducen con gran realismo el ladrillo. Se adaptan a cualquier tipo de superficie y sirven tanto para interiores como para exteriores. En las tiendas de bricolaje encontraremos este material en diferentes acabados: maderas, ladrillos, piedras… así que, podréis escoger el modelo que mejor se adapte a vuestros gustos y necesidades.

  • Herramientas
  • Taladro atornillador
  • Broca para pared de Ø 6 mm
  • Sierra circular
  • Disco para madera
  • Sierra de corona de Ø 70 mm
  • Esponja
  • Paletina
  • Llaguero
  • Materiales
  • Paneles decorativos
  • Tacos de impacto de 6 X 70 mm
  • Masilla
  • Pintura
Paso a paso para cubrir una pared con ladrillo decorativo:

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 1
Lo primero que tendremos que hacer es marcar en los paneles la posición de las bases de enchufe, para hacer unos agujeros y librarlos.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 2
Con el taladro y una sierra de corona de un diámetro adecuado, realizamos los huecos.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 3
Presentamos la primera pieza en la pared, la nivelamos y taladramos los puntos de fijación, tanto en el panel como en la pared. Para realizar esta tarea, utilizaremos el taladro provisto de una broca de widia del mismo diámetro que los tacos que vayamos a emplear.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 4
A continuación, sujetamos el panel a la pared con unos tacos de impacto que, insertaremos a golpe de martillo.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 5
El siguiente paso consiste en cortar a medida el segundo panel. Marcamos y cortamos la pieza, empleando la sierra circular y un disco para madera. Es conveniente utilizar un listón bien recto a modo de regla, con el fin de obtener un corte perfecto.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 6
Colocamos la pieza en la pared, al lado del panel anterior, y la fijamos con los tacos de impacto.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 7
De la misma manera, adaptamos las piezas superiores al espacio que nos quede y las sujetamos a la pared con tacos de impacto.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 8
Vamos ahora a cubrir las juntas con una masa que incluye el propio kit. Mezclamos el producto con un catalizador, para que la masilla se seque más rápido.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 9
Una vez que hayamos conseguido una mezcla homogénea, aplicamos la masa en las juntas con la ayuda de un llaguero. Si no disponéis de esta herramienta, podéis realizar el trabajo con una pequeña espátula.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 10
Cuando el producto se haya secado, nos ponemos unos guantes de látex y aplicamos una capa de pintura empleando una paletina.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 11
Acto seguido, damos unos golpecitos con la esponja para obtener una textura parecida al resto del panel.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 12
Y, para rematar el trabajo aplicaremos una pintura en aerosol del mismo tono que el esmalte anterior, manteniendo unos 20-25 cm de distancia respecto a la pared.

Cubrir pared con piedra artificial decorativaPaso 13
Finalmente, esperamos a que la pintura se sequeYa veis de que manera tan sencilla y rápida, hemos revestido una superficie, consiguiendo un resultado excelente. Siguiendo las pautas que os hemos dado, vosotros también podréis hacerlo, sin problemas. ¡Animaos! Hay paneles de muy diversos estilos: rústicos, vintage, clásicos, modernos…