Reptiles y anfibios

Terrario para serpientes

Terrario para serpientes

Autor:

Terrario para serpientes. Descubre qué características debe tener un buen terrario para tener estos reptiles en casa.

Las culebras o pequeñas serpientes no venenosas son ideales para principiantes, ya que son fáciles de manipular y de tener en casa. El género Lampropeltis o serpientes reales son muy dóciles y suaves al tacto, además no son nada exigentes en cuanto a las condiciones de tenerlas en casa. Otras serpientes, aún siendo inofensivas, como las boas o pitones, pueden llegar a crecer mucho y sólo por el tamaño pueden no ser aptas para inexpertos.

Características de terrario para serpientes
  • Tamaño. Un terrario de serpiente debe medir más o menos la longitud de la serpiente.
  • Sustrato. El terrario tiene que tener un sustrato a poder ser vegetal o natural, también puede ser hierba artificial, para que si la serpiente cuando en algún momento ingiere las sustancias del sustrato no le ocasione un problema oclusión intestinal, mejor que no sea arena o gijarros finos, estos animales suelen tragar presa viva y en ese acto pueden ingerir pequeñas partes del sustrato, que si es natural no causa ningún probolema digestivo.
  • Bol de agua para baño. Aunque son serpientes de tierra les gusta darse de vez en cuando un baño para satisfacer sus necesidades de humedad, que no son muy exigentes.
  • Temperatura. Se puede controlar externamente si la habitación está perfectamente caldeada si está en torno a los 23-29ºC, pero también se puede colocar una pequeña manta térmica por debajo que caliente a unos 26ºC o poner alguna roca incandescente, cuidando que no caliente mucho, o una lámpara. En invierno le bajaremos un poco la temperatura para que la serpiente esté un poco más aletargada, el objetivo es proporcionarle una temperatura adecuada.
  • Iluminación. Puede ser unos sencillos fluorescentes o incluso la luz del día complementada con unas horas de fluorescentes durante el invierno.

Respecto a su alimentación, son fáciles de mantener ya que se suelen alimentar normalmente sólo una vez cada cuatro días o a la semana. Cuanto mayores son menos cantidad de veces necesitan ser alimentadas ya que ingieren animales un poco más grandes. La mayoría de los criadores enseñan a las serpientes a alimentarse con presa muerta, con pequeños ratonces congelados destinados a ese fin.

Tags relacionados reptiles y anfibios