Consejos

7 cosas que a tu perro no le gustan

7 cosas que a tu perro no le gustan

Los perros son animales sociables, cariñosos y fieles, pero no todo lo que hacemos les gusta, ¡descubre 7 cosas curiosas que a tu perro no le convencen!

Los perros son animales sociables, cariñosos y muy fieles a su familia y clan humano, pero su forma de comunicarse es muy diferente a la nuestra y no todo lo que hacemos y cómo nos comunicamos les gusta o lo entienden.

Algunas cuestiones que para las personas son amables y cariñosas para ellos pueden ser confusas o incluso entenderlas como un reto, ¡descubre 7 cosas curiosas que a tu perro no le convencen!

1. Que le mires a los ojos

Lo que para ti es una mirada de complicidad para tu perro puede significar reto y amenaza y puede que no le guste y se ponga nervioso. Tu perro no entenderá que se trata de una mirada cariñosa y de orgullo hasta que conozca perfectamente tu forma de comunicarte como ser humano y tenga confianza y plena fidelidad contigo. Entonces cambiará su perspectiva respecto a cómo comprende un perro y cómo se relaciona una persona, y entenderá mejor tus señales.

Mirar a los ojos al perro.A los perros no les gusta que les miren a los ojos fijamente.

2. Que les digas frases muy largas

Los perros prefieren y entienden mucho mejor palabras cortas, concisas y concretas, tanto para darle órdenes como para decirle que te sientes orgulloso de él. Las frases largas les resultan confusas porque no tienen la capacidad de entendimiento que tiene un ser humano pero sí que comprenden palabras cortas y les resultará mucho más cómodo y relajado interactuar contigo de esta manera.

3. Que no existan reglas

Los perros necesitan cierto orden para poder vivir tranquilos y relajados y trabajar sus capacidades cognitivas de forma correcta. Si vives de forma desordenada y sin normas y convives con un perro es muy normal que este se vuelva un animal desobediente, nervioso e incluso destructivo con los objetos de la casa.

Los perros son animales de costumbres y les gusta comer, cenar y hacer sus paseos (largos y relajados) a la misma hora, así que una vida sin reglas no les gustará nada porque necesitan llevar un orden y sentirse protegidos.

4. Que les toques la cabeza

Se trata de un gesto cariñoso dentro de la comunicación humana pero un gesto de intimidación entre perros. Si llevas poco tiempo con tu perro lo más probable es que no le guste nada que le toques la cabeza. Sin embargo, lo más probable es que sea una incomodidad pasajera y con el tiempo comprenderán que esa es tu forma de comunicarte (porque eres un animal diferente y tienes otras costumbres) y lo aceptará encantado.

Tocar la cabeza al perro.Tocarle la cabeza sin confianza puede resultarles incómodo.

5. Enfrentarles directamente a sus miedos

Se trata de uno de los mayores errores que podemos cometer en la educación de nuestros perros, ya que pueden crearle traumas de por vida a nuestras mascotas.

Uno de los miedos más comunes en perros es el miedo al agua. Lanzar a nuestro perro al agua de una piscina o fuente y obligarle a nadar para que supere su miedo o respeto por el agua puede ocasionar la respuesta contraria, y además puede que comience a desconfiar de ti porque le has traicionado obligándole a hacer algo que le aterrorizaba.

Es necesario que los perros superen sus miedos (al agua, a estar solos, a los ruidos de los coches…) pero debemos ayudarles con delicadeza y con ciertas nociones de adiestramiento y entrenamiento, nunca a lo bruto.

6. Quedarse solo

Aunque para ellos no suponga un trauma si no poseen el síndrome de ansiedad por separación, no les gusta quedarse solos demasiado tiempo.

Estar solos en un espacio reducido y sin poder interactuar con nadie les resulta agobiante y aburrido y es posible que para saciar esa ansiedad desordenen la casa y destrocen algunos de nuestros objetos personales o del hogar como sofás, alfombras o calzado.

7. Que les toquen las almohadillas y la trufa

Aunque a ti te encante tocar esas almohadillas tan blanditas y esa naricita redonda y húmeda (¡y a veces hasta rosa!) a ellos no les hace tanta gracia.

Puede que con el tiempo se acostumbren a que les acaricies las patas y rascarles entre las almohadillas les resulte relajante, pero también es posible que les hagas cosquillas y que nunca les guste, ya que es una parte demasiado sensible para ellos.

Respecto a la trufa… lo más probable es que no les guste nunca, la nariz una herramienta muy importante para ellos, su olfato es muy potente y no les resulta nada cómodo, además… puede que incluso les hagas estornudar.

Tocar la nariz del perro.A los perros no les gusta que les toquen la nariz.

Tags relacionados perro perros perros

Además