Sopas y cremas

Receta de Sopa de cordero

Receta de Sopa de cordero

Autor:

Karlos Arguiñano nos propone una sopa de cordero que merece la pena probar.

Ingredientes
  • - Para 4-6 personas:
  • 1 cuello de cordero
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 1/4 de barra de pan
  • 2 huevos
  • 1 limón
  • 3-4 cucharadas de harina integral
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimentón dulce
  • pimienta negra en grano
  • perejil
Elaboración

Limpia el puerro y ponlo en una olla rápida con abundante agua. Pela la cebolla y añádela junto con la zanahoria, una ramita de perejil y unos granos de pimienta. Sazona. Desgrasa el cuello de cordero con un cuchillo (quítale las arterias también) e incorpóralo a la olla. Deja hervir 2-3 minutos y desespuma con la ayuda de un cacito. Tapa la olla y cocina (al 2) durante 25 minutos a partir de que suba la válvula de seguridad. Cuela el caldo y reserva el cuello.

Cocina la harina integral en un puchero con un chorrito de aceite. Añade una cucharada de pimentón dulce y mezcla. Agrega dos cazos de caldo y mezcla bien con una varilla. Vierte el resto del caldo sin dejar de remover. Cocina a fuego medio durante 4 ó 5 minutos.

Separa las yemas de las claras. Pon las yemas en un bol. Exprime el zumo de un limón y añádelo a las yemas junto con un cacito de caldo. Bate e incorpóralo al puchero del caldo. Desmiga la carne del cuello y agrégala al caldo. Cocina durante 4-5 minutos más.

Corta el pan en rebanadas finas y tuéstalas en una sartén con abundante aceite caliente. Retíralas a un plato con un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Sirve la sopa en un plato hondo y acompaña cada ración con dos rebanadas de pan tostado. Decora con una hojita de perejil.

Consejo

Para conservar el pan que sobra de un día para otro hay que guardarlo en el frigorífico envuelto en un trapo. Si se queda duro, también se puede aprovechar para comerlo frito o elaborar diferentes postres, como las torrijas o algún pudin.

Este plato es de consumo ocasional por su contenido en colesterol y en grasas saturadas.

De postre se puede acompañar de piña, ya que nos va a favorecer la digestión de estas grasas.

Añadiremos una hoja de laurel al cocinar para mejorar la digestión del plato.

Acabaremos la cena con una infusión de canela.

Consejo:


Si hacemos la sopa de víspera y la metemos en el frigorífico, se le quedará una capa de grasa sólida en la superficie.

Retirando esa capita antes de calentar desgrasamos la sopa. Así, las personas que siguen una dieta de adelgazamiento también podrán disfrutar de la sopa.

Recordad que para no volver a engordar, la dieta de adelgazamiento debe ser variada y atractiva.

Tags relacionados sopa cordero karlos arguiñano