Gambones o langostinos a la plancha con ajo y perejil

Esta receta de gambones o langostinos a la plancha con ajo y perejil es muy fácil de hacer y en poco tiempo. Es una receta ideal para cualquier tipo de fiesta incluso para las fiestas navideñas. Hechos de esta manera, los gambones o langostinos resultan tiernos, jugosos y con un sabor riquísimo. Vamos a ver cómo se hacen.
Ingredientes
  • 12-14 gambones 
  • 2-4 dientes de ajo 
  • unas ramitas de perejil fresco 
  • sal 
  • aceite de oliva 
  • medio vaso de vino rosado o blanco
Elaboración
Primero se les cortan las antenas y las patas a los gambones o langostinos. Después se pelan los dientes de ajo y se cortan en trozos más pequeños. Se echan dentro del mortero. También el perejil se corta un poco y se echa también en el mortero. Se pone un poco de sal y se machaca todo muy bien.

Luego se le echa un buen chorro de aceite de oliva, si es virgen extra mucho mejor. Se remueve todo muy bien para obtener una mezcla homogénea. Y ya tenemos el majado preparado. Ahora se calienta bien una plancha amplia o una sartén. Se le echa un hilo de aceite y se reparte por toda la superficie.

Cuando está caliente se colocan los gambones o langostinos. Se van hacer a fuego medio alto durante medio minuto aproximadamente y luego se les da la vuelta para cocinarse por el otro lado otro medio minuto. Si no caben todos los gambones de golpe, habrá que hacerlos en dos tandas.

Una vez que se han pasado todos por la plancha se ponen de nuevo al fuego y se les echa por encima el majado que se hizo antes. Se reparte bien entre todos los gambones o langostinos. Luego se añade el vino y se deja a cocer 2-3 minutos a fuego medio.

A la mitad de tiempo se les da la vuelta para cocerse un poco por el otro lado también en el caso que el liquido no los cubren. Cuidado de no pasarse con el tiempo de cocción porque luego la carne de nuestros gambones o langostinos ya no va a ser tan tierna y puede quedarse también un poco seca.

Una vez pasado el tiempo cocción se sacan en el plato de servir y al lado se echa en otro recipiente la salsa obtenida, y listo para disfrutar de estos deliciosos gambones. Espero que os guste la idea. ¡Hasta la próxima!