Carnes

Receta de Blanqueta de muslos de conejo

Receta de Blanqueta de muslos de conejo

Receta de blanqueta de muslos de conejo, Karlos Arguiñano prepara un plato inspirado de la cocina francesa, conejo, champiñones y su salsa de nata.

Ingredientes
  • 6 muslos de conejo
  • 1 cebolla grande
  • 8 clavos de especia
  • 2 zanahorias
  • 1 penca de apio
  • 12 champiñones
  • 12 chalotas
  • 3 nueces de mantequilla
  • 1 cucharada de harina
  • 6 cucharadas de nata líquida
  • 2 yemas de huevo
  • 1 limón
  • agua
  • aceite virgen extra
  • sal
  • pimienta negra
  • romero
  • tomillo
  • perejil
Elaboración de la blanqueta de muslos de conejo

Salpimienta los muslos de conejo. Introduce las piezas de carne en la olla rápida con agua e incorpora una rama de tomillo y de romero; la cebolla con los clavos de olor clavados y las zanahorias y la penca de apio enteros. Pon la tapa y deja cocinar durante 5-6 minutos desde el momento en que empiece a salir el vapor.

En un cazo con un chorrito de aceite, pon a dorar los champiñones cortados por la mitad. Sazona y reserva. En la misma cacerola, con un poco más de aceite, pon a confitar las chalotas a fuego suave. Retira a un plato y reserva.

Funde la mantequilla en una cacerola y añade la harina. Mezcla bien con una varilla y deja que se cocine durante unos 6-8 minutos a fuego moderado (sin que tome color). Cuando la harina esté bien cocinada, añade 3 o 4 cacillos del caldo de conejo y cocina.

Mezcla en un cuenco pequeño las dos yemas de huevo con el caldo que queda (2 cacillos de caldo aproximadamente), el zumo de 1 limón y la nata líquida. Bate bien e incorpora esta crema a la salsa sin dejar de remover.

Coloca los trozos de conejo cocidos en una cacerola ancha, añade los champiñones y cubre con la salsa preparada. Deja que se cocine durante otros 4-5 minutos, sin que hierva. Sirve el conejo con los champiñones, salsea y acompaña con las chalotas confitadas. Decora el plato con una ramita de perejil.

Consejo

Su carne suele ser muy tierna porque se mata joven. Debe ser corto y recogido, con el espinazo redondeado, carne rosada e hígado pálido y sin manchas, una grasa blanca alrededor de los lomos y los riñones muy visibles.

Además