Hogarmania.com

Calefacción

¿Purgar radiador con la calefacción encendida o apagada?


Con la llegada del frío llega la hora de purgar los radiadores del hogar para que funcionen de la manera más eficiente. Pero, ¿debemos purgar radiador con la calefacción encendida o apagada?

El purgado de radiadores es un mantenimiento periódico que debemos realizar para que nuestros radiadores se mantengan en perfecto estado y funcionen correctamente. Si no los purgamos periódicamente, disminuye su rendimiento ya que no podrá calentarse totalmente gastando así más energía.

Podemos notar que necesitamos purgar el radiador si sentimos que la parte superior de los radiadores tiene zonas frías con la calefacción en funcionamiento o escuchamos ruidos de gorgoteo.

Una de las grandes dudas a la hora de purgar el radiador es saber si debemos purgar radiador con la calefacción encendida o apagada. A continuación, te resolvemos la duda y te damos unos consejos.

Purgar radiador con la calefacción encendida o apagada

Ante la duda de si la calefacción debe estar encendida o apagada durante el purgado, debemos decir que se puede hacer de ambos modos. Analizamos en profundidad los dos métodos.

Cualquiera de las dos opciones es valida, pero si es la primera vez que vamos a purgar el radiador o no estamos muy seguros de cómo hacerlo, lo ideal es hacerlo con la calefacción apagada y los radiadores fríos para evitarnos problemas.

Purgar radiadores con la calefacción encendida

Una de las ventajas de purgar los radiadores con la calefacción encendida es que las burbujas que permanecen en el sistema de la calefacción y en el circuito se expulsarán al estar en movimiento.

Pero debemos tener mucho cuidado ya que el agua estará ardiendo y puede quemarnos. Tendremos que abrir muy poco a poco la válvula sin soltarla del todo y, en cuanto empieza a salir un poco de agua de forma fluida, cerrarla rápidamente.

Aconsejamos bajar la temperatura de la caldera a 50 ºC y ponernos guantes para protegerse de posibles quemaduras.

Purgar radiadores con la calefacción apagada

Si decidimos purgar los radiadores con la calefacción apagada, no nos tendremos que preocupar de las posibles quemaduras ya que el agua estará fría. Además, como los radiadores no están funcionando, el agua estará quieta y el aire se acumulará en la parte superior de la calefacción facilitando así la extracción de aire.

purgar radiador con calefaccion encendida o apagada

Consejos antes de purgar el radiador con calefacción encendida o apagada

  • Si tenemos una casa muy grande, lo ideal es comenzar con el purgado con los radiadores que más cerca de la caldera se encuentran. En el caso de que nuestra vivienda tenga dos plantas, comenzaremos con los radiadores de la parte superior ya que son los radiadores que más aire acumularán.
  • Una vez purgados todos los radiadores del hogar, tenemos que revisar la presión de la caldera. Es probable que la presión de la caldera haya disminuido ligeramente. Normalmente se debe situar entre 1,2 y 1,5 bares como máximo.
  • Tenemos que purgar los radiadores de forma periódica para evitar que se acumule aire. Lo ideal es antes de comenzar a usar los radiadores y una vez que los vayamos a dejar de usar.
  • Si no sabes encontrar la llave del purgador, te cuesta mucho abrirlo o tienes que purgar radiadores antiguos es mejor que contactes con un profesional.
  • Si se dispone de calefacción central, antes de comenzar con el purgado nos tenemos que poner en contacto con el profesional de la instalación para saber si se ha llenado el agua de la calefacción. Además, una vez acabemos el purgado le tenemos que avisar para que compruebe la presión.
  • Tras eliminar el aire de los radiadores, podemos optar por sustituir purgador manual por uno automático. De esta forma, no tendremos que preocuparnos por purgar nunca más el radiador. Esta pieza, tiene una especie de flotador que cuando detecta que el radiador tiene agua se cierra y cuando no, se abre para que salga el aire.

purgar radiador con calefaccion encendida o apagada