Hogarmania.com

Técnicas de bricolaje

Cómo deshollinar una chimenea


Con la llegada del frío, la chimenea es una fuente de calor importante en una casa y es necesario mantenerla en perfecto estado para que no pierda su eficacia y seguridad. Te enseñamos cómo deshollinar una chimenea para que funcione correctamente.


Las chimeneas necesitan un mantenimiento para su correcto funcionamiento. Se deben limpiar en profundidad una vez al año tras su temporada de uso y hacer un mantenimiento una vez a la semana en invierno.

La combustión de la madera o el carbón provocan un compuesto químico llamado creosota que se adhiere al interior de la salida de humos que hace que la chimenea no funcione correctamente perdiendo así eficacia. Si no se elimina, se acumula formando una capa que obstruye la salida de humos poniendo en peligro la ventilación.

Se trata además de un material inflamable por lo que podría arder en contacto de una chispa de la chimenea. La solución para evitar esto y mantener nuestra chimenea en perfecto estado es deshollinar la chimenea. Podemos limpiar la chimenea de dos formas diferentes, de forma mecánica o química.

  • La forma mecánica es una limpieza profunda que debemos realizar una vez al año y consiste en usar un cepillo de cerdas duras para limpiar el interior de la chimenea.
  • La forma química, se trata de una limpieza de mantenimiento que se realiza una vez a la semana en la época de uso para mantener la chimenea en perfecto estado. Consiste en quemar unos troncos deshollinadores que crean una reacción que evitan la adherencia de la creosota.

En esta tarea vemos cómo deshollinar la chimenea con las dos opciones.

Paso a paso para deshollinar una chimenea

Deshollinar una chimenea de forma mecánica:

cómo deshollinar una chimenea paso 1Paso 1
Antes de comenzar a deshollinar la chimenea es importante proteger el suelo que se encuentra frente a la chimenea colocando unos periódicos o papel para evitar machar de hollín el hogar.

cómo deshollinar una chimenea paso 2Paso 2
Cuando la chimenea este fría, colocamos unos plásticos en frente de la chimenea cubriéndola por completo, pero dejando una apertura pequeña para meter el erizo.

cómo deshollinar una chimenea paso 3Paso 3
Metemos el erizo por la apertura de los plásticos colocados y comenzamos a frotar el interior de la salida de humos de la chimenea.

cómo deshollinar una chimenea paso 4Paso 4
Tras frotas un rato y notar menos resistencia al frotar, sacamos el erizo y despegamos el plástico colocado. Finalmente, limpiamos con un aspirador el hollín que haya podido desprenderse.

Deshollinar una chimenea de forma química:

Deshollinar chimeneasEn el mercado encontraréis diferentes sistemas para realizar este trabajo. Desde la tradicional escobilla, hasta los más modernos, con pastillas que limpian y mejoran el tiro. O el leño deshollinador, que es uno de los ejemplos que os vamos a mostrar.

Leño deshollinador

Deshollinar chimeneasPaso 2
Antes de empezar a deshollinar la chimenea, encendemos el fuego y lo dejamos arder durante media hora. Después, colocamos el leño en la chimenea y prendemos el papel de autoencendido con una cerilla.

Deshollinar chimenea paso 1Paso 3
El leño se quemará durante una hora y media, aproximadamente, y después se consumirá desprendiendo humo durante varias horas. Este humo desecará y neutralizará los alquitranes del conducto de la chimenea. Una vez que se ha consumido todo, retiramos con un cepillo y un recogedor las cenizas.

Cartucho anti-hollín

Deshollinar chimenea paso 2Paso 4
Otra opción es este cartucho anti-hollín que echaremos, entero y sin abrir, directamente a la llama cuando el hogar esté a fuego vivo.

Consejos

Deshollinar chimenea paso 3
Para que no se pierda el calor de casa os aconsejamos poner ventanas con doble acristalamiento, un correcto sellado de la ventana de la chimenea y ventilar el tiempo estrictamente necesario. Y no olvidéis hacer un buen uso de la chimenea, cerrando el tiro, para un consumo energético responsable.

Razones para deshollinar una chimenea

  • Aumento de la eficiencia, la chimenea que no se deshollina pierde eficacia, perderemos un 10 % de calor.
  • Ahorrar, una chimenea limpia consume menos combustible por lo que ahorráremos dinero.
  • Evitar incendios, una chimenea sucia puede provocar incendios, ya que las chimeneas sucias acumulan gran cantidad de hollín y creosota que son materiales inflamables.
  • Evitar intoxicaciones, Un conducto obstruido por el hollín hace que los gases de combustión no pueden salir correctamente. Esto puede provocar intoxicaciones con el monóxido de carbono.
  • Reducir los malos olores, si la chimenea está limpia evitarás los malos olores de los humos que se acumulan.

¿Cuándo deshollinar una chimenea?

La recomendación para mantener la chimenea limpia es deshollinar la chimenea en profundidad al menos una vez al año, antes de comenzar a usarla (tras en el verano) y hacer un mantenimiento de la chimenea cada semana en invierno.

Existen algunos indicadores que alertan de que es necesario deshollinarla. Cuando la chimenea calienta menos, la puerta se mancha de humo o cae suciedad por el tubo indica que la chimenea no está limpia.