Ensaladas y verduras

Receta de Cilindros de patata rellenos

Receta de Cilindros de patata rellenos

Autor:

Receta de cilindros de patata rellenos, un primer plato de patatas rellenas con jamón serrano, queso y verduras. Receta de Ramón Roteta

Ingredientes de cilindros de patata rellenos
  • - Para 2 personas:
  • 3 patatas
  • 2 tomates
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • 1 diente de ajo
  • 2 champiñones
  • 50 grs. de espinacas
  • 1/2 vaso de nata
  • 40 grs. de queso
  • azúcar
  • aceite de oliva
  • sal
  • orégano
Elaboración de cilindros de patata rellenos

Pela las patatas y haz cilindros con la ayuda de dos cortapastas de diferentes tamaños(uno más grande y otro más pequeño). Con el más grande haz un cilindro y con el más pequeño vacía el cilindro que acabas de hacer de tal manera que uno de los cilindros sea hueco y el otro compacto. Pon a cocer en un cazo con abundante agua y sal.

Pon en un cazo con agua, los restos de patata de hacer los cilindros y las espinacas con un poco de sal y un chorro de aceite. Cuece 5 minutos y tritura con la batidora hasta que quede una crema espesa.

Pela los tomates, quítales las pepitas y córtalos en dados. Fríelos en una sartén con un poco de aceite. Agrega una pizca de azúcar, sal y orégano. Reserva. Limpia los champiñones, córtalos en trozos pequeños y saltéalos en otra sartén con un diente de ajo picado. Reserva. Saltea en un cazo el jamón serrano y el queso cortados en tiras. Reserva.

Rellena los 6 cilindros de patata: 2 con tomate, 2 con champiñones y 2 con jamón. Pon una tapita de queso encima de los de jamón y espolvorea con queso rallado el resto.

Gratina a 280º C, durante 2 minutos. Prepara el plato poniendo de base la crema de espinacas y encima 3 cilindros, uno de cada sabor. Acompaña con los cilindros compactos.

Consejo

El Queso manchego es fuerte y de sabor característico. Se elabora a partir de la leche de oveja cruda o pasteurizada de la oveja manchega. Se denomina semi curado cuando su proceso de maduración es inferior a 6 meses. La temperatura ideal para el queso es 5-10º C. Las piezas enteras se mantienen durante meses en perfectas condiciones en el parte baja del frigorífico cubiertas con papel encerado.