Pescados y mariscos

Receta de Gratinado de marisco

Receta de Gratinado de marisco

Autor:

Receta de gratinado de marisco con almejas, mejillones, cigalas, langostinos con calabacín y cubierto de mezcla de yemas gratinadas. Una receta de mariscos del cocinero Ramón Roteta del programa Cocina para dos.

Ingredientes de la receta de gratinado de marisco
  • 30 almejas
  • 10 mejillones
  • 6 cigalas
  • 4 langostinos
  • 1 calabacín
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de puré de tomate
  • agua
  • 1 copa de vino blanco
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
Elaboración de la receta de gratinado de marisco

Pon a cocer las cigalas en una cazuela con agua hirviendo y sal. Tapa y cocina durante 6-7 minutos. Retira las cigalas, pélalas y reserva las cabezas y la carne. Para abrir las almejas y los mejillones, ponlos a cocer en una cazuela con el vino blanco. Tapa y cocina durante 8 minutos. Retira el marisco, quita las conchas y reserva el caldo. Pela los langostinos, y fríelos vuelta y vuelta en una sartén con un chorrito de aceite. Retira y reserva.

Corta el calabacín en tiras largas (como si fueran tallarines) con una mandolina y ponlas a freír en un sartén con un chorrito de aceite. Salpimienta y cocina durante 3-4 minutos. Retira y escurre.

Para hacer la salsa roja, introduce las cabezas de las cigalas en un vaso batidor. Añade el puré de tomate, el caldo del marisco (reserva un poco) y tritura con la batidora eléctrica. Cuela y reserva.

Casca los huevos, retira las yemas de las claras y coloca las yemas en un bol. Introduce el bol en una cazuela con agua caliente y bate con una varilla. Añade el caldo de marisco reservado, salpimienta y mezcla.

Pon el calabacín frito en la base de dos moldes cuadrados, presiona y coloca encima las cigalas, los langostinos, las almejas y los mejillones. Cubre por encima con la salsa de yemas y gratina durante 1 minuto. Retira y desmolda. Vierte por encima la salsa roja y sirve.

Consejo

Para determinar si el marisco está en buen estado para la alimentación se han de realizar las siguientes comprobaciones:

- Los ojos y las antenas de los crustáceos deben ser brillantes y erguidos.
- Mariscos con conchas bivalvas (dos conchas) que estén sin procesar, deben estar sin las conchas abiertas.
- Cuando se detecte olor a amoniaco, se debe rechazar.