Carnes

Receta de Caldereta de paletilla de cordero

Ingredientes de la receta de Caldereta de paletilla de cordero:
  • - Para 2 personas:
  • 300 g de paletilla de cordero
  • 2 patatas
  • 2 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • 10 champiñones
  • 4 cucharadas de salsa de tomate
  • harina
  • 1 copa de vino blanco
  • 1/2 l de agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • tomillo seco
Elaboración de la receta de Caldereta de paletilla de cordero:

Deshuesa la paletilla de cordero, retira las partes de grasa y reserva la paletilla. Con los huesos y restos de grasa haz un caldo. Ponlos a dorar en una cazuela con un poco de aceite y cuando cojan color, añade la copa de vino blanco y agua. Deja cocer durante 10 minutos, cuela y reserva el caldo.

Para la salsa, pica la cebolla y dos dientes de ajo y ponlos a pochar en una cazuela con aceite. Cuando estén dorados, agrega una cucharada de harina, el caldo de cordero y la salsa de tomate. Espolvorea una pizca de pimienta y prueba el punto de sal. Cocina y tritura con la batidora eléctrica.

Sazona la paletilla de cordero deshuesada, pasa por harina y fríela (vuelta y vuelta) en una sartén con un chorrito de aceite. Incorpora la carne salteada a la salsa preparada y cocina todo en una olla rápida durante 15 minutos.

Pela las patatas y córtalas en rodajas; trocea la cebolla en juliana y pica finito el diente de ajo que queda. Fríe todas las verduras en una cazuela con aceite, sazona y añade una pizca de tomillo seco. Tapa y una vez hechas, escurre el aceite. Trocea los champiñones y saltéalos en una sartén con aceite. Incorpora una pizca de pimienta.

Coloca las patatas laminadas en el plato con la ayuda de un cortapastas cilíndrico. Presiona y pon encima los champiñones salteados. Retira el molde, añade la paletilla de cordero guisada troceada y salsea con la salsa de cordero. Sirve.

Consejo

La carne de cordero es la única que es admitida por todas las grandes religiones del mundo. Al cordero no le hacen ascos ni los cristianos, ni los musulmanes, ni los judíos, ni siquiera por los indios (de la India) tan mirados con el ganado vacuno. El cordero solo merece el nombre de tal si ha sido sacrificado antes de cumplir el año, después será borrego y finalmente oveja.