Carnes

Receta de Pechuga de pato con salsa de oporto y pera

Receta de Pechuga de pato con salsa de oporto y pera

Autor:

Karlos Arguiñano nos propone la siguiente receta: Pechuga de pato con salsa de oporto y pera.

Ingredientes
  • - Para 4 personas:
  • 2 pechugas de pato
  • 2 peras
  • 1 vaso de vino de Oporto
  • 1 vaso de nata líquida
  • 1 nuez de mantequilla
  • sal
  • pimienta
  • perejil (para decorar)
Elaboración

Para hacer la salsa, vierte el vino de Oporto y la nata en una cacerola y pon a reducir. Reserva.

Haz unos cortes superficiales en la piel de las pechugas de pato (en forma de rombos) y salpimienta por los dos lados. Márcalas en una sartén sin aceite (primero por el lado de la piel). Retira la grasa resultante de freír las pechugas. Una vez doradas, retíralas de la sartén, córtalas por la mitad y colócalas en una fuente apta para horno. Hornea durante 5 minutos (con el horno precalentado) a 220ºC. Reserva.

Pela las peras y trocéalas en cuartos. Cocínalas en una sartén a fuego lento con una nuez de mantequilla. Una vez cocinadas, sube el fuego para que se doren. Reserva.

Sirve en un plato dos trozos de pera con media pechuga de pato y acompaña con un poco de salsa de Oporto. Decora con una hojita de perejil.

Consejo

Las peras están maduras si ceden a la leve presión con el dedo. Al llegar a casa, hay que liberarlas de cualquier bolsa o envoltorio para que puedan respirar.

Tenemos que decir que estamos ante un plato de consumo ocasional. Es un plato rico en hierro, zinc y fósforo. El pato es un alimento que puede ayudar a mantener el sistema nervioso en buenas condiciones gracias a su riqueza en vitaminas del grupo B. dicho de otra manera, que nos ayudará a combatir las situaciones de estrés.

La salsa hecha con la grasa de las pechugas y la nata es rica en grasas saturadas por lo que se recomienda evitarla en personas con problemas cardiovasculares y sobrepeso. Estas personas además, deben cocer las peras en compota en lugar de dorarlas en la sartén con la mantequilla.

Al tratarse de una carne con gran valor calórico se aconseja cocinarla sin la piel, ya que en ella se encuentra la mayor parte de la grasa.

Un consejo:

Para compensar el exceso de grasa de este plato principal, el entrante consistirá en un puré de verduras hecho sin aceite con efecto depurativo, a base de calabaza, calabacín, puerro, alcachofa, cebolla¿y el postre una rodaja de piña y una infusión de pomelo que nos ayudarán a digerir el plato principal.