Pastas y pizzas

Receta de Pastel de macarrones Gran Wyoming

Receta de Pastel de macarrones Gran Wyoming

Autor:

Una receta dedicada al Gran Wyoming de parte de Karlos Arguiñano: Pastel de macarrones.

Ingredientes
  • - Para 4-6 personas:
  • 250 gr. de macarrones
  • 4 cebollas
  • 2 lonchas gruesas de jamón
  • 100 gr. de espinacas
  • 3-4 cucharadas de salsa de tomate
  • 4 huevos
  • 1 yogur natural
  • 1 vaso de leche
  • 100 gr. de queso curado
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra
  • perejil (para decorar)
Elaboración

Pon a cocer los macarrones en una cacerola con abundante agua hirviendo y una pizca de sal. Cuando estén cocidos, escurre, refresca y repártelos en dos cuencos.

Para hacer la crema, casca los huevos en un vaso batidor. Vierte la leche y el yogur. Salpimienta y bate con la batidora eléctrica. Reserva.

En uno de los cuencos de macarrones, vierte la salsa de tomate y la mitad de la crema (reserva la otra mitad en el vaso batidor). Mezcla bien y colócalo en el fondo de un molde cubierto con papel de horno. Hornea los macarrones a 180º, durante 6-8 minutos. Reserva los macarrones horneados en el molde.

Limpia las espinacas, pícalas y añádelas a la crema reservada en el vaso batidor. Tritura con la batidora eléctrica y vierte la crema verde en el otro cuenco de macarrones. Mezcla bien y reserva los macarrones con salsa verde.

Pela y pica las cebollas y dóralas en una cacerola con un chorrito de aceite. Sazona. Pica el jamón, añádelo y rehoga. Retira el exceso de aceite y coloca el salteado encima de los macarrones horneados. Sobre el jamón y la cebolla coloca los macarrones con la salsa verde. Añade el queso rallado y hornea a 180 º durante 20-25 minutos. Retira el papel de horno y corta el pastel en porciones como si fuera una tarta. Sirve en un plato una ración de pastel y decora con una ramita de perejil.

Consejo

Al cocer la pasta fijarse en el tiempo de cocción indicado en el envase.

La salsa a base de espinacas crudas, huevo, leche y yogur es muy interesante para las embarazadas, niños, ancianos, deportistas y enfermos mal nutridos ya que en estas personas las necesidades de calcio, vitaminas, fibra, proteínas y hierro están aumentadas.

Las espinacas no son aconsejables para los que tienen ácido úrico, hipertensión y problemas de acidez de estómago. Estas personas pueden sustituir las espinacas por acelgas o calabacín.

Una brocheta de frutas como guarnición hará que el famoso tenga una cena que le aporte todos los nutrientes necesarios para mantener un óptimo estado de salud.