Postres

Receta de Marrons glacés o castañas glaseadas

Receta de Marrons glacés o castañas glaseadas

Autor:

Deliciosa receta de marrons glacés o castañas glaseadas, un dulce de origen francés muy popular durante la Navidad.

Ingredientes (para 6 porciones):
  • 1 kg de castañas (lo más grandes posibles)
  • 1,5 kg de azúcar
  • 1,5 litro de agua
  • 1 vaina de vainilla
Elaboración de la receta de marrons glacés

Pelar las castañas:

Haz un corte circular, entallando las dos pieles de cada castaña en su parte superior sin cortar la fruta. Pon a hervir agua con sal en una cazuela grande. Incorpora las castañas durante 5 minutos en el agua hirviendo. Saca y escurre las castañas. Pela las castañas. Aclara las castañas con agua fría.

Cocer las castañas:

Coloca las castañas en una olla y cúbrelas con agua fría. Calienta el agua hasta punto de ebullición pero sin que llegue a hervir. Deja cocer las castañas durante 30 minutos. Vigila bien la cocción, las castañas tienen que estar cocidas en su punto para que no se rompen en trozos o se haga un puré. Las castañas son frágiles y no tienen que romperse.

Preparar el sirope:

En una olla grande, pon un 1,5 litros de agua, el azúcar y la vaina de vainilla abierta. Pon a calentar y deja hervir durante 5 minutos.

Confitar las castañas:

Coloca las castañas cocidas en una cesta y sumérgelas en el sirope bien caliente. Deja cocer a fuego muy lento durante 10 minutos.

Retira del fuego y déjalas enfriar dentro del sirope durante un día (24 horas).

Pasadas 24 horas, saca la cesta con las castañas del sirope. Pon a hervir de nuevo el sirope 4-5 minutos y vuelve a poner las castañas dentro. Prolonga la cocción a punto de ebullición durante 3 minutos. Apaga y deja reposar 24 horas. Repite la misma operación 2 días más. Las castañas están confitadas.

Glasear las castañas:

Espesa el resto del sirope hirviéndolo hasta obtener una pasta casi sólida. Incorpora de nuevo las castañas en el sirope, retíralas con precaución y déjalas secar en un tamiz. Las castañas están glaseadas o "glacés".

Cómo comer los marrons glacés:

El marron glacé se considera un dulce, una confitura, y por lo tanto se come solo. Es ideal para acompañar una bebida suave y caliente como el . También se puede utilizar para adornar nuestros postres preferidos de Navidad.

Cuándo consumir los marrons glacés:

Consumirlos entre noviembre y marzo. Conservarlo en un lugar fresco, seco y alejado de la luz y en un recipiente herméticamente cerrado.

Consejo

Si la receta te ha salido mal, no te preocupes, puedes aprovecharla para hacer crema de castañas.