Plantas

Gerbera, jovial y alegre

Gerbera, jovial y alegre

Autor:

La gerbera, jovial y alegre, se ha convertido en la planta del mes de julio por su energía positiva, alegría y entusiasmo. Vamos a conocer un poco más sobre esta la gerbera. 

La gerbera, la planta del mes de julio, es toda una inspiración floral, que nos llenará el hogar de energía positiva, alegría y entusiasmo. La gerbera goza de unos colores brillantes, alegres y muy variados: amarillo, rojo, naranja, rosa, morado, blanco, y mezclas de estos entre sí, el abanico es enorme.

Es una planta resplandeciente que destaca con facilidad. Pero a la vez, es sencilla y nada arrogante, sino más bien se muestra honesta, y en consonancia con el resto de las flores. Cabe destacar su tallo peludo, y sus pétalos suaves y fuertes, que invitan a ser acariciados de forma automática.

Con flores alegres

La gerbera es originaria de Asia, América del Sur y Tasmania, y fue descubierta en el siglo XVIII. Desde entonces, han surgido numerosas variedades, que se han ido cultivando, todas ellas muy hermosas y variadas, con flores grandes y pequeñas, y sobre todo con una amplia variedad cromática.

Atractivos colores

La gerbera es una planta de colores muy atrayentes, es lo que hace que sea muy decorativa en cualquier hogar. Colocarla en un tiesto que convine a juego con el color de sus pétalos, será suficiente para darle al interior de la casa un toque fresco y simple, pero a la vez enormemente eficaz. 

Ubícala en un lugar con luz natural, como puede ser al lado de una ventana, pues todas las plantas con flores necesitan sentir los rayos del sol, aunque es mejor evitar el sol intenso de la hora punta, y esa dosis de sol hará que la gerbera goce de flores más grandes, de colores más vivos y con mayor número de brotes. 

Debe regarse de forma regular, además de nutrirla de vez en cuando con un sustrato vegetal. Y con estos cuidados básicos podrás disfrutar de un alegre colorido en sus flores, de toda la energía que desprende, y de una porción saludable de entusiasmo.

Fuente: Oficina de Flores