Hogarmania.com
Hogarmania.com

Cuerpo

Cómo limpiar y guardar tus juguetes eróticos


Cada vez son más quienes se animan a probar juguetes eróticos y quienes los incluyen en sus prácticas sexuales.

Desde la marca especializada en productos eróticos Diversual nos enseñan cómo limpiar y guardar los juguetes eróticos para disfrutarlos de una forma segura y durante más tiempo. ¡Toma nota!

Hoy día hablamos de juguetes eróticos con muchísima naturalidad y es probable que ya te hayas animado a probar alguno o quizá eres de los que ya no conciben la vida sexual sin ellos. Sea como fuere, seguro que ya conoces los múltiples beneficios que tiene incluirlos en tus experiencias pero ¿sabes cómo cuidarlos?

Los aliados del placer nos proporcionan innumerables buenas sensaciones y un sin fin de horas de juego y diversión pero para evitar problemas de salud, debemos limpiarlos y guardarlos correctamente. Así lo confirman desde la marca especializada en productos eróticos Diversual, que además nos recuerdan que una adecuada limpieza y almacenamiento, alarga la vida de útil del juguete así que, ya no hay excusas para cuidarlos bien.

Estas son la pautas para disfrutar de tus juguetes eróticos de una manera más segura y durante más tiempo.

Límpialos antes y después de cada uso

Son productos que van a estar en contacto con tus zonas íntimas por lo que debes prestar especial atención a su limpieza. Debes lavar el juguete antes y después de cada teniendo en cuenta las recomendaciones del fabricante. En general puedes usar agua tibia y jabón pH neutro teniendo en cuenta que los juguetes con motor solo pueden ser sumergidos si son resistentes al agua. Para garantizar su desinfección puedes usar un limpiador específico disponible en cualquier sexshop.

Si el juguete se va a usar con distintas parejas sexuales o en distintas zonas del cuerpo, también sería indispensable lavarlo entre un uso y otro.

Almacénalos correctamente

Antes de guardarlo, el juguete debe estar completamente seco. Puedes secarlo con una toalla limpia que no suelte fibras o dejarlo secar al aire. Una vez higienizado y seco, guárdalo individualmente en una bolsita o neceser en un lugar seco y lejos de fuentes de calor. Nunca lo guardes en contacto directo con otros juguetes ya que algunos materiales pueden verse perjudicados.

Muchos juguetes vienen con sus propias bolsas de almacenaje pero si no, puedes guardarlo en un neceser, una bolsa de tela e incluso en un calcetín de algodón. Asegúrate de que el recipiente elegido no deje ningún tipo de residuo.

Cuidado con los lubricantes y la cosmética erótica

Tan importante es elegir bien el producto que uses para su higienización como el tipo de lubricante que utilices con tu juguete. Es preferible usar un lubricante de base de agua que uno de silicona que puede afectar al material de juguete, sobre todo si éste es de silicona.

Tampoco es recomendable el uso simultáneo de juguetes con cremas y aceites corporales, espermicidas y otros productos de cosmética. La razón es que algunos de sus componentes pueden perjudicar el material del juguete, deteriorarlo e incluso dejarlo inservible. Ante la duda, no uses ningún producto de cosmética que no sea un lubricante a base de agua.

Como ves, son pequeñas cosas a tener en cuenta muy sencillas de poner en práctica pero que pueden significar mucho. Limpiar los juguetes eróticos de forma adecuada garantiza no solo un buen mantenimiento del mismo y más tiempo de placer con él, sino que te asegura hacerlo con total seguridad para tu salud.