Tarta de queso y caramelo (receta fácil y sin horno)

Una tarta deliciosa que se hace fácilmente y que va a ser una fiesta para el postre de la comida o la cena, el contraste de sabores es delicioso y el aspecto es irresistible. Receta fácil explicada paso a paso para hacer una tarta de queso sin horno súper fácil y ¡riquísima!
Ingredientes

Ingredientes de la base y relleno:

  • 200 gr. galletas de chocolate (pueden ser otras) 
  • 80 gr. mantequilla sin sal 
  • preparado para 1 litro de flan o pudin de vainilla (preparado con azúcar) 
  • 500 ml. nata para montar o crema de leche para batir 
  • 600 gr. queso crema o queso de untar 
  • 200 ml. leche 
  • 5 hojas de gelatina o 8 gr. de gelatina o grenetina en polvo
  • molde desmontable de 23 cm x 8 cm de alto 
  • papel de hornear

Si el preparado no tiene azúcar, añadirle de 75 gr. a 100 gr. de azúcar

Ingredientes de la crema de caramelo:

  • 150 gr. azúcar 
  • 150 ml. nata para montar o crema de leche para batir 
  • 75 gr. mantequilla sin sal 
  • 4 hojas de gelatina o 7 gr. de gelatina o grenetina en polvo 
  • 2 cucharadas de agua
Elaboración
Picamos las galletas hasta reducirlas a polvo, derretimos la mantequilla en el microondas o en un cazo, después vertemos la mantequilla a las galletas molidas y mezclamos bien, vertemos la mezcla en el fondo de un molde desmontable y alisamos con una cuchara o un vaso hasta dejar una base lisa y compacta, reservamos en la nevera (Foto 1). 03:07

Preparación del relleno:
Ponemos a hidratar la gelatina en abundante agua fría durante 5-7 minutos, ponemos la leche en una olla y añadimos el preparado para flan, mezclamos un poco y añadimos la nata y el queso crema, mezclamos un poco y ponemos la olla al fuego a temperatura media hasta que comience a hervir sin parar de remover (Foto 2). 04:44

Seguido apagamos el fuego y añadimos la gelatina hidratada y muy escurrida a la mezcla, removemos un poco para que se integre y seguidamente ponemos la olla dentro de un recipiente con agua fría, sin parar de remover durante un par de minutos para que le baje un poco la temperatura a la mezcla (Foto 3) 05:17

Vertemos la mezcla en el molde recién sacado de la nevera, dejamos enfriar un poco a temperatura ambiente y seguido pasamos la tarta a la nevera hasta que este cuajada (Foto 4) 05:36

Preparación de la crema de caramelo:
Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en abundante agua fría durante unos 5-7 minutos. En una sartén amplia ponemos el azúcar y el agua, a fuego medio esperamos a que se forme un caramelo rubio, apagamos el fuego y añadimos la mantequilla que no esté muy fría y removemos hasta integrar (Foto 5) 07:21

Después añadimos la nata muy caliente y mezclamos hasta que se integren todos los ingredientes, reservamos unos minutos para que le baje un poco la temperatura y seguido añadimos la gelatina bien escurrida y mezclamos bien y esperamos a que la crema este templada (Foto 6) 08:15

Cuando la crema este templada la vertemos sobre la tarta y volvemos a llevar a la nevera hasta que cuaje o de un día para el otro (Foto 7) 08:36

Desmoldamos la tarta y la decoramos a nuestro gusto, en mi caso la decore con un poco de galleta molida formando un cordón todo alrededor, también derretí unos caramelos de nata en el horno a 150ºC los coloque entre 2 papeles de horno y con una bandeja encima durante unos 5 minutos aproximadamente, los coloque sobre la tarta a modo de unas tejas de caramelo y lista para servir.

¡Probarlo, os va a encantar!