Hogarmania.com
PARTNERS Cortinadecor

Color y pintura

Decorar salón en rojo, negro y gris


Aunque estamos más acostumbrados a elegir tonalidades claras para decorar el salón, a veces los colores más oscuros también son muy interesantes a nivel decorativo. En esta ocasión, os vamos a enseñar a decorar un salón en rojo, negro y gris, una opción muy original a la hora de combinar diferentes colores para la sala. ¿Qué os parece?

A la hora de decorar un salón se puede optar por utilizar un color o hacer diferentes combinaciones de colores. Por ello, y teniendo en cuenta esta última opción, os proponemos combinar tres colores además del color blanco: el rojo, el negro y el gris.

Por un lado tenemos el color negro que aporta elegancia y poder. Por otro lado, tenemos el color rojo que es un color apasionado, atrevido y confortable. También tenemos el color gris, que al ser un color neutro, ayuda a la combinación de los dos anteriores. Y por último, unas pequeñas pinceladas del blanco para acabar de combinar los tres colores anteriores. De esta manera, logramos una decoración moderna, armónica y confortable para el salón.

Decorar salón en rojo, negro y gris

Las combinaciones para este tipo de decoración son múltiples. Lo importante antes de empezar a decorar es analizar el tamaño del salón y la cantidad de luz que tiene. Si tenemos una estancia pequeña o con poca luz, lo más recomendado es que el color negro no sea el protagonista. En este caso, podemos optar por darle más presencia al color blanco e incorporar los colores gris, rojo y negro en los complementos.

Decorar salón en rojo, negro y gris

Si tenemos un salón amplio y con la suficiente iluminación, podremos optar por decorar un salón con tonos más oscuros. Además, y tal y como se ve en este caso, también podemos optar por pintar una de las paredes de la estancia en color rojo. Al ser una estancia de gran altura, gracias al color rojo de la pared principal, ayudamos a aumentar esa sensación de gran altura del salón.

Decorar salón en rojo, negro y gris

Si lo que buscamos es una decoración moderna y actual, el mercado nos ofrece infinidad de posibilidades. En este ejemplo vemos cómo darle un estilo moderno al salón gracias al intenso color rojo de la pared, y a la utilización de muebles de líneas rectas en tono gris.

Además si incorporarnos mobiliario moderno en color blanco, logramos una decoración actual y totalmente unificada gracias a la combinación de los diferentes colores.

Decorar salón en rojo, negro y gris

En el caso de querer algo más clásico pero sin renunciar a la combinación de estos colores, la mejor opción es incorporar los colores en complementos de decoración. Tal y como vemos en este otro ejemplo, la estancia está pintada en blanco y gris y los sofás son de color negro. Por ello, para darle ese toque de color, que en este caso se lo da el rojo, se ha optado por utilizar una gran alfombra en rojo.

En definitiva, lo importante es buscar el equilibrio de los tres colores dependiendo del uso que les vayamos a dar. No es lo mismo utilizar el color rojo en los cojines del sofá, que utilizarlo para decorar la pared principal de la estancia. Y lo mismo con el resto de los colores. Además, hay que tener en cuenta siempre el tamaño y la iluminación natural de la estancia.