Hogarmania.com
Hogarmania.com
PARTNERS Volvone

Hogar

5 ideas para organizar una fiesta de cumpleaños ¡inigualable!


Los detalles son importantes, sobre todo cuando se trata de un cumpleaños. La decoración, la comida, los invitados...son aspectos que no se deben dejar al azar, ni en fiestas infantiles y ni en las de los más mayores.

Se trata de hacer que el día de su aniversario de vida sea especial, se salga de la rutina y destaque entre los demás.

Muchas personas deciden consultar en webs especialistas en fiestas para tomar ideas y hacerlo lo más original posible, sobre todo si trata de un cumpleaños infantil.

Los niños viven con muchísima intensidad su fiesta porque saben que ese día serán indiscutiblemente los protagonistas. Además, la prisa por crecer y sumar un año más - un año que pasa lento - hace también que aguarden con especial impaciencia la fecha del día D, algo que no pasa tanto con la población adulta.

Contribuir a que los recuerdos en torno a su cumpleaños sean especiales es tarea tanto de los padres como de la familia en general y de los amiguitos. Pasan muchos años y muchas vivencias, pero los recuerdos de los cumpleaños suelen ser bastante nítidos para los niños. Hay que hacer lo posible porque estos sean conservados en cariño.

De los clásicos sándwiches de Nocilla de los 90 hasta ahora ha cambiado todo mucho. Los cumpleaños del trimestre han robado el protagonismo individual, si bien, muchos niños han seguido celebrándolo a la antigua usanza y se espera que esta práctica vaya en aumento tras estos dos años de coronavirus.

Ideas para organizar la mejor fiesta de cumpleaños para niños

En una fiesta de cumpleaños los complementos decorativos son importantísimos.

Ideas para organizar una fiesta de cumpleaños

A continuación, para aquellos padres que estén pensando en el cumple de sus hijos, damos algunas ideas para que la fiesta sea todo un éxito.

1. Tematízala

Si a tu hijo o hija le gusta, por ejemplo, la Patrulla Canina, pon una decoración acorde. Te sorprenderás la gran cantidad de cosas que hay. Manteles, platos, globos, etc.

2. Haz partícipe a todos

Es fácil poder customizar a los invitados, sobre todo si se elige un tema con tantos personajes. No hace falta que se vistan de perros, quizá pueda ser a través de brazaletes de colores o cascos. Internet es un gran recurso para poder encontrar ejemplos.

Igualmente, también es interesante que los padres se involucren disfrazándose, así los niños verán que todo el mundo, sin salvedad, se lo pasan bien en su fiesta.

3. Globos... ¡muchos!

Los globos suelen gustar siempre, sobre todos los de helio. ¡No olvides amarrarlos a unas pesas para que no salgan volando! Además, dan mucho de sí en la decoración y los globos sencillos, por su parte, suelen ayudar a improvisar cualquier juego.

4. Una buena merienda y original

Además de los clásicos que nunca fallan, la comida, primero, entra por los ojos. Pon algún detalle, como galletitas con formas divertidas o similar que llame la atención y guste. Sin olvidar la tarta, claro, que deberá ir acorde con el resto del tema de la fiesta.

5. Propón actividades llegado el caso

A veces, a los niños les cuesta trabajo entablar juegos, sobre todo si son muchos o diferentes entre sí. Si ves que no hay una buena armonía ten en la recámara preparada una búsqueda del tesoro. Seguro que se lo pasarán de maravilla buscando las pistas y les ayudará a potenciar la imaginación.